Un policía pasará 20 años en prisión por matar por la espalda a un adolescente

Feb 24, 2022

El expolicía Francisco Aldo “Tronqui” Olivares pasará 20 años en prisión por el homicidio de un adolescente de 17 años, cometido en 2019 en barrio Guadalupe de la ciudad de Santa Fe. Olivares firmó un acuerdo de procedimiento abreviado y la audiencia de admisión se realizó este miércoles en la sala 2 de los tribunales santafesinos.

 

El 29 de octubre de 2019 Lautaro Saucedo recibió un disparo por la espalda que le costó la vida, en inmediaciones de Ignacio Risso al 2200. El hecho quedó registrado por dos cámaras de seguridad de una vivienda que fueron fundamentales para esclarecer lo ocurrido. El tribunal conformado por los jueces Sandra Valenti, Gabriel Candioti y Gustavo Urdiales analizará los extremos del acuerdo arribado entre las partes y dictará sentencia en diez días, aproximadamente.

 

Cambio de calificación

Los fiscales Ezequiel Hernandez, de la Unidad de Violencia Institucional, y Martín Torres, de la Unidad de Homicidios, junto con la defensora pública Leticia Feraudo, arribaron a un acuerdo de procedimiento abreviado para condenar al expolicía Francisco Olivares como autor de homicidio calificado. El acuerdo contó con el aval de la familia de la víctima, representada por los abogados particulares Martín Risso Patrón y Carolina Walker Torres.

Previo al análisis del procedimiento abreviado, los fiscales debieron realizar la recalificación de los delitos atribuidos a Olivares, ya que no prosperaron los agravantes de alevosía y de abuso en la función policial. El fiscal Torres sostuvo que para los acusadores se dan ambos agravantes, que elevan la pena a prisión perpetua, sin embargo, los jueces que tomaron intervención en la causa, al imponer la prisión preventiva de Olivares, así como la Cámara de Apelaciones, pusieron en duda que Olivares haya actuado con alevosía. Además, como al momento del hecho estaba actuando como custodio de un camión de gaseosas y no como empleado policial, también rechazaron el agravante de abuso funcional.

Walter Saucedo, papá de Lautaro, manifestó ante los jueces su conformidad de cerrar la causa sin ir a juicio oral para “poder ponerle un fin a esta etapa”. Del mismo modo, Olivares también manifestó su intención de renunciar a un juicio oral y público y ser condenado a 20 años de prisión como autor del homicidio de Lautaro Saucedo.

 

 

Cómo fue el homicidio de Lautaro Saucedo

El homicidio del adolescente ocurrió cerca de las 10:30 de la mañana del martes 29 de octubre de 2019, en inmediaciones de calle Ignacio Risso 2200 de la ciudad de Santa Fe. Lautaro recibió un balazo en la espalda, luego de haber intentado asaltar a una mujer: Olivares efectuó el disparo con su arma reglamentaria, sin dar la voz de alto, sin identificarse como policía, y a casi 50 metros de distancia.

 

El acusado se encontraba brindando un servicio informal de custodia a un camión de reparto de gaseosas, y mientras hablaba por teléfono advirtió que algo había ocurrido; le preguntó a la mujer si la habían asaltado, y cuando ella respondió que sí, sacó el arma y disparó. El hecho quedó registrado por dos cámaras de seguridad de una vivienda, que fueron fundamentales para esclarecer lo ocurrido: Lautaro abordó a una mujer que caminaba por la vereda, intentó quitarle una bolsa de las manos, la mujer se resistió y cuando el muchacho empezó a retirarse lo llamó y le dio dinero. Tras esto, Lautaro se retiró al trote; en ese momento tomó intervención Olivares.

El proyectil ingresó en zona lumbar y Saucedo quedó tendido en el piso; falleció a los pocos minutos. En la audiencia imputativa, así como al momento de presentar la acusación, los fiscales sostuvieron que “esta acción fue desplegada en forma arbitraria y violando los deberes propios su función de miembro integrante de una fuerza de seguridad”. Sin embargo, tras el criterio de diferentes tribunales que tomaron intervención en la causa y según lo valorado por la familia de Lautaro, se quitaron los agravantes y la causa quedó como un homicidio calificado por el empleo de arma de fuego.

 

Dos videos

El crimen de Lautaro quedó registrado por dos cámaras de seguridad de una vivienda, donde reside un empleado policial, y que fueron determinantes para esclarecer el hecho. En una de las imágenes se ve que el adolescente se acerca corriendo a una mujer que caminaba por la vereda, e intenta arrebatarle una bolsa de cartón que ella llevaba en su mano; la mujer se resiste y se da un diálogo entre ellos mientras Saucedo comenzó a retirarse. La mujer continúa hablándole, Lautaro vuelve y la señora abre su monedero y le da dinero.

En la otra cámara se ve cómo, mientras Lautaro se retiraba corriendo hacia la esquina, entra en escena Olivares, hablando por teléfono, se dirigió a la mujer, sacó el arma y efectuó el disparo.

El diálogo que mantuvo la mujer con Lautaro Saucedo primero y con Francisco Olivares después, fue detallado por ella al momento de prestar testimonio. El adolescente le dijo: “dame la bolsa”, ella le respondió que no le iba a dar la bolsa, donde llevaba cosméticos que vendía, pero que si quería dinero le daba: “aguantá que te doy dinero”. La mujer agregó que Lautaro nunca mostró ningún tipo de arma, y tampoco la amenazó; estaba apurado y sólo decía “dame la bolsa, dame la bolsa”. Olivares le preguntó si la habían asaltado, y cuando le respondió que sí, sacó el arma y disparó.