Subsidios para el gas y electricidad: habrá que inscribirse en un registro

Jun 16, 2022

Aún no trascendieron los datos que pedirán en el nuevo registro, pero el objetivo del Gobierno es sumar información para avanzar con el recorte de los descuentos en las boletas de los hogares de clase media y alta.

A través de un decreto, el Gobierno informó el jueves que arrancaba la segmentación de tarifas. Eso implica que, durante este año, habrá un encarecimiento para los sectores definidos, como de altos ingresos.

 

 

Se oficializó la segmentación de tarifas

El Gobierno estableció este jueves el régimen de segmentación de tarifas para los usuarios de los servicios públicos de electricidad y de gas natural por red, en el que el 90% no tendrá nuevos aumentos en sus facturas en lo que resta del año.

La medida -anticipada por la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerrutti, en su habitual conferencia de prensa semanal en la Casa Rosada- se dispuso mediante el decreto 332/2022, publicado este jueves en un suplemento extraordinario del Boletín Oficial.

Tal como se había estipulado meses atrás, la segmentación reconoce tres niveles de usuarios, de los que solamente el 10% de mayor capacidad económica pagará la tarifa plena sin subsidios.

Esa decisión implica una serie de incrementos de los valores vigentes que, según explicó Cerruti, se prorrateará de manera bimestral en la segunda mitad de 2022.

Esa franja de usuarios está comprendida por aquellos que reúna al menos uno de los siguientes requisitos: Ingresos mensuales netos superiores a un valor equivalente a 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT); ser titulares de tres o más automóviles con antigüedad menor a cinco años; de tres o más inmuebles; de uno o más aeronaves o embarcaciones de lujo y/o de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

El segundo nivel está integrado por los beneficiarios de la tarifa social, y el tercero es un nivel intermedio entre los dos anteriores.

Tanto el nivel 2 como el 3 ya tuvieron los ajustes tarifarios correspondientes, equivalentes respectivamente al 40% y al 80% de la variación salarial del año pasado, y no volverán a tener incrementos en 2022.

Quiénes dejarán de tener subsidios

Los usuarios que tendrán a su cargo el costo pleno de la energía que consuman -el Nivel 1 para el Gobierno- serán quienes cumplan con al menos una de las siguientes condiciones, «considerando en su conjunto a los y las integrantes del hogar», dice el decreto 332/2022 publicado este jueves en el Boletín Oficial:

1. Tener ingresos mensuales netos (de bolsillo) superiores a un valor equivalente a 3,5 canastas básicas totales (para un hogar 2 según el INDEC. Esa canasta a mayo (último dato disponible) equivale a $ 95.260,37 y se actualiza todos los meses. Entonces, dejará de estar subvencionado el titular del servicio que gane $ 333.411 por mes.

2. Ser titulares de tres o más autos con antigüedad menor a 5 años.

3. Ser titulares de 3 o más inmuebles

4. Ser titulares de 1 o más aeronaves o embarcaciones de lujo según la tipología aplicable por AFIP

5. Ser titulares de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

Los otros grupos de usuarios

Además de las personas a las que se le quitarán 100% los subsidios, hay otros dos segmentos para quienes la tarifa subirá desde junio en menor proporción.

Nivel 2: grupo de menores Ingresos. Usuarios a quienes, tomando como referencia el ámbito de jurisdicción nacional, el impacto en factura que genere la corrección del componente energía equivaldrá a un incremento porcentual total anual en su factura que no podrá superar el 40 % del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año anterior

Nivel 3: grupo de ingresos medios. Usuarios no comprendidos en los Niveles 1 y 2, a quienes, tomando como referencia el ámbito de jurisdicción nacional, el impacto en factura que genere la corrección del componente Energía equivaldrá a un incremento porcentual total anual en su factura de hasta el 80 % del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año anterior.

Los sectores que pierdan subsidios y quieran mantenerlos, deberán llenar un formulario. Fuentes oficiales aclararon que ese formulario tendrá «alcance universal», es decir que deberán llenarlo todos los clientes de servicios de luz y gas.

Los únicos que estarían libre de anotarse en el registro de subsidios son aquellos que saben que los perderán sí o sí. Perderán subvenciones el 10% de los hogares, que tienen ingresos mensuales de $ 333.000 pesos, o la posesión de determinada cantidad de inmuebles o autos, detalla Clarín.

Hasta ahora, el Gobierno manifestó que el grueso de los clientes -el 70% del padrón de los servicios públicos- tendría un aumento anual del 42% en luz y gas.

Las familias de bajos ingresos, beneficiarios de tarifa social o similares, tendrán un aumento de tarifas del 20% para este año. El Gobierno pide que también se registren. En caso que no lo hagan, el Estado verificará por su cuenta su situación con la información que ya dispone: chequeará, por ejemplo, si cobran asistencia del Estado.

En caso de que se confirme que cumplen con los requisitos, estas familias mantendrán los subsidios aun cuando no hayan completado el formulario exigido.