Apuñaló a su ex novia y se fugó: “La mató frente a su hijita”

    Mar 10, 2022

    Una mujer fue asesinada a puñaladas el miércoles delante de su hija de 2 años y de su sobrino de 13, que intentó defenderla, en su casa de la localidad de Garza, en Santiago del Estero. Por el femicidio buscan a su exnovio, a quien había denunciado por violencia de género.

    La víctima fue identificada como Julieta Mileidy Herrera, de 24 años, quien fue sorprendida por su exnovio, Nicolás Gómez, que la atacó a cuchillazos apenas entró a su casa.

    Fuentes policiales y de la familia revelaron que el joven de 20 años, principal acusado por el femicidio, se había escondido en el baño de la vivienda para sorprender a Mileidy. Pese a los intentos del adolescente para defender a la joven, el agresor la mató de una puñalada.

    «Mi nietita estaba ahí con ella, adelante de la nena la ha matado a mi hija», expresó a Télam Liliana, la madre de Mileidy. Liliana agregó que su nieta «abrazaba» y «no quería soltar» a su mamá, quien falleció en el acto.

    La madre de Mileidy relató que hacía poco que se había ido a vivir en su nueva casa con su hija de 2 años y que a Gómez lo había conocido hace poco pero que se separaron a los cinco meses porque «él era violento».

    Gómez «se puso agresivo» cuando Mileidy rechazó la idea de invitarlo a vivir con ella y su hija. La pareja se separó y empeoró la situación de violencia de género: «hacía una semana que venían mal», aseguró Liliana.

    «Una vez la quiso chocar con la moto», contó Liliana, quien agregó que su hija había hecho una exposición ante la Policía de Santiago del Estero, ya que «también la amenazaba y no la dejaba en paz».

    En declaraciones al canal C5N Liliana aseguró que Mileidy «fue para la casa de la mamá (de Gómez) para que lo hablara, porque no quería terminal mal con él, pero que la dejara en paz, porque no quería estar más con él».

    La última vez que Liliana vio a su hija con vida fue el miércoles de esta semana, a la noche, durante el festejo del cumpleaños de su sobrino de 13 años, que reside en Buenos Aires pero está de viaje en Santiago del Estero.

    Según Liliana, Gómez «escondió la moto en el fondo y se escondió en el baño» de la casa de su hija. Cuando Mileidy llegó con los chicos a buscar ropa de abrigo, su exnovio «le pegó en el comedor» y la mujer murió en el acto.

    «Cayó en la pieza, donde estaba desangrando. Me la mató delante de mi nieta. Tenía sangre en las piernas porque no quería dejar a su mamá», relató Liliana.

    Gómez desapareció justo después del femicidio, por lo que la fiscal que interviene en la causa, Andrea Juárez, ordenó el cierre total de rutas y encomendó a la policía diversos operativos para localizarlo.

    «Siento muchísimo dolor, no tengo fuerzas, ya nada es igual sin mi hija», manifestó Liliana, quien pidió «justicia» y que el acusado «cumpla con lo que tenga que cumplir en lo penal».