Un comisario disfrazaba de policía a un civil para cobrar horas extras

Abr 21, 2022

Un comisario de la Policía bonaerense en La Plata quedó detenido acusado de maniobras para cobrar de manera irregular las horas adicionales que se liquidan por servicios en bancos, organismos públicos o comercios que los contratan.

Es una operatoria que ya derivó en otras causas penales por corrupción contra policías. Pero esta vez, tenía una ingeniosa modalidad para concretar la maniobra ilegal.

Según surge de la investigación judicial, el oficial utilizaba a un civil al que “disfrazaba” de policía para realizar algunas de esas tareas. Le entregaba un supuesto chaleco antibalas, que estaba relleno con goma espuma y una pistola con balas de cebita. Parecía un agente de la fuerza de seguridad provincial.

Ese señuelo era a quien enviaba a los servicios de horas adicionales. Ese hombre también quedó demorado luego de un procedimiento realizado el miércoles por la noche en una seccional platense.

Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que el jefe involucrado es Diego Bálsamo, de 47 años, quien estaba a cargo de la comisaría segunda de La Plata. Es una dependencia ubicada en 38 entre 8 y 9, frente a plaza Olazábal, cerca del centro de la capital bonaerense.

Está sospechado del delito de “estafa e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. El expediente a cargo de la fiscal platense Cecilia Corfield deberá ser analizado por el juez de Garantías, que resolverá si se mantiene la detención del imputado.

La zona de influencia de esa dependencia policial incluye varios edificios que pertenecen al gobierno de la Provincia. Son esos entes los que suelen contratar los servicios de “policía adicional” para garantizar la custodia 24 horas de las sedes. Pueden ser oficinas públicas pero también lo contratan algunos comercios como supermercados.

Cuánto se paga

El valor de ese servicio es de entre 370 y 550 pesos por hora, según quien lo contrate y de acuerdo con el riesgo de “peligrosidad, riesgo u otros factores debidamente justificados”, según consigna la resolución del ministerio de Seguridad de la Provincia que regular esos honorarios.

Los uniformados tienen permiso para hacer hasta 240 mensuales. Representa, para muchos casi un salario extra. Por eso muchos pretenden acceder al “reparto” de horas Polad (Policía Adicional) como se las conoce en la jerga policial.

Lo administra el jefe de la comisaría y lo debe cargar en una planilla para que el ministerio despúes remira el dinero que se le debe entregar en su totalidad al agente que cumplió con la hora extra. A ultima hora del miércoles, personal de la Auditoria de Asuntos Internos procedió al allanamiento de la seccional segunda. Se llevaron libros contables y otros documentos que serían de utilidad para avanzar con la investigación, dijeron en la fiscalía.

El manejo de las horas que los agentes bonaerenses realizan en dependencias y comercios ya provocaron otros escándalos en la fuerza. En diciembre de 2017, el ministerio de Seguridad bonaerense desplazó a 20 policías -entre ellos un comisario inspector- involucrados en maniobras ilegales con la realización de horas extras para el control de hospitales de La Plata y Ensenada.

Esa vez, Asuntos Internos, a partir de una investigación que se hizo por más de un año, determinó que había en los centros asistenciales un verdadero “festival” de irregularidades con las horas Polad. Por este servicio, la cartera pagaba entre 10 y 12 millones de pesos mensuales, pero se supone que el 50% de ese dinero se desviaba hacia los bolsillos de los responsables de realizar este manejo ilícito del servicio.