Plazos fijos UVA treparon más de 5% en marzo ante aceleración en la inflación

Abr 7, 2022

Los plazos fijos UVA crecieron 5,3% mensual en marzo, según el Informe Monetario publicado por el Banco Central (BCRA) este jueves. Sucedió mientras el INDEC dio a conocer que la inflación se aceleró a su nivel más alto en casi un año.

A mediados del mes pasado el organismo oficial de estadísticas públicas informó que los precios habían aumentado 4,7% en febrero, la mayor cifra desde marzo de 2021. En ese marco, las inversiones indexadas a la inflación ganaron aun mayor atractivo.

Se trató del segundo mes consecutivo en el cual las colocaciones UVA subieron más de 5%. De este modo, las actuales tasas de crecimiento son las más altas desde julio último.

Por el contrario, los plazos fijos tradicionales cayeron y explicaron la contracción real del 0,4% para el conjunto de los plazos fijos, pese a la decisión del BCRA de elevar por tercera vez en el año las tasas de interés.

Vale recordar que hoy la tasa mínima garantizada para las colocaciones de personas humanas por hasta un monto de $10 millones es del 53,3% anual en términos efectivos, una cifra que supera al último dato de inflación interanual pero que se ubica por detrás de la inflación esperada para 2022, que ya se sitúa cerca del 60% a partir de los saltos de febrero y marzo (se estimó inflación cercana al 6% para el último mes).

Paralelamente, el informe del BCRA reflejó que los medios de pago (circulante en poder del público + depósitos a la vista), ó M2 privado transaccional, se contrajeron 4% real respecto de febrero, lo que representó su mayor caída desde fines de 2018. En términos del PBI, el circulante se mantuvo en mínimos de 15 años, mientras que los depósitos a la vista permanecieron en torno al promedio de la década 2010-2019.

A partir de estos números, el agregado monetario amplio (M3 privado, que incluye el M2 + plazos fijos) a precios constantes habría registrado en marzo una disminución mensual de 3,1%, tratándose de la mayor contracción desde fines de 2019. Como porcentaje del Producto se habría ubicado en 18,2%, 0,3 puntos porcentuales por debajo del valor de febrero, aunque levemente por encima del promedio observado en la década pasada.

Por último, la Base Monetaria (BM) cayó 2,4% a precios corrientes. Fue la primera reducción desde abril de 2021, explicada en gran parte por las operaciones contractivas del sector público. La compra de divisas al sector privado fue el único factor expansivo de la BM.