Paraná: Investigan la denuncia de un sujeto que dijo haber sido baleado desde un auto

Abr 19, 2022

Un extraño episodio se vivió en la noche de este lunes en el centro de Paraná, en la esquina de calles Buenos Aires y Ecuador, en la capital entrerriana, cuando vecinos escucharon un disparo de arma de fuego y alguno alertó a la Policía con un llamado al 911.

 

Cuando llegaron los efectivos, un cartonero que se encontraba en el lugar les contó que había recibido tiros desde un auto. Sin embargo, el ataque no pudo ser verificado con pruebas materiales ni imágenes.

 

Cuando llegaron los móviles policiales al lugar, el trabajador del cartón dijo que estaba juntando dicho material en la esquina y desde «un auto rojo» en el que supuestamente iban tres personas le efectuaron un disparo. El tiro no lo habría lesionado.

 

Según informaron desde la comisaría Primera -que tiene jurisdicción en la zona- se hizo un relevamiento con personal de Criminalística, pero «no se encontró ni la vaina del proyectil ni tampoco la impronta (la marca de la bala) o ninguna señal del disparo en el lugar», señalaron a Uno.

 

El personal de la comisaría, del 911 y de Criminalística recorrieron el lugar en busca del impacto de bala, pero no lo encontraron.
Luego del relevamiento en el lugar, la Policía revisó las filmaciones de las cámaras de seguridad del lugar.

 

Hay una perteneciente a un vecino, ubicada exactamente en la esquina de Buenos Aires y Ecuador. Tampoco aparece en los videos, a la hora señalada del hecho, el auto mencionado por el cartonero como el vehículo desde el que le habrían disparado.

 

Además, según indicaron desde la comisaría, invitaron al trabajador de la calle a realizar la denuncia policial del hecho, pero «no se presentó a denunciar», afirmaron. Asimismo, el hombre aseguró «no tener inconvenientes con nadie», señalaron las fuentes policiales, como para buscar algún trasfondo de conflicto al supuesto atentado.

 

De todas maneras, la investigación policial y judicial se inició de oficio. Desde la fuerza de seguridad se pasó a la Fiscalía, donde continuarían con la pesquisa del confuso hecho.