Detenida por vender drogas: la estrategia de Claudia Bernal para evadir requisa

Jun 6, 2022

Claudia Bernal, conocida en el ambiente policial y judicial, permanecía detenida en Alcaidía policial donde a disposición de la Fiscalía interviniente tras los allanamientos que se concretaron este domingo para desbaratar un kiosco de drogas ubicado en Provincias Unidas y Almirante Barbilari, en Paraná.

 

 

Al respecto, el jefe de la División Toxicología, Cristian Hormaechea, confirmó a Elonce que «los elementos secuestrados hacen a la sumatoria para lograr una correcta imputación». «Filmaciones y fotografías daban cuenta de acciones características a la comercialización (de drogas), el traspaso de mano en mano de elementos que se suponen que eran estupefacientes y a los resultados de los allanamientos, se pueden confirmar», fundamentó el comisario.

 

 

La casa allanada es de un familiar de Bernal. La condenada, para vender droga, había habilitado un modesto kiosco, el cual contenía muy pocos productos en exhibición. No se descarta que haya sido «una pantalla» para la venta de drogas a las personas que se acercaban a la casa a comprar.

De hecho, el comisario dio cuenta del secuestro de «recortes de nylon que hacen presumir que en ese mismo lugar se dosificaba el estupefaciente para posteriormente ser comercializado».

 

Es la sexta vez que se le realiza un allanamiento a la mujer, que tiene domicilio en Barrio Lomas de Rocamora. Y en esta oportunidad, al percatarse de la presencia policial, Bernal intentó ingerir la droga, pero los efectivos lo evitaron.

 

«En principio fue trasladada al hospital San Martín porque intentó ingerir las dosis de cocaína para evitar el accionar policial, pero contábamos con ese antecedente porque la vez anterior ya lo había hecho, sino que esta vez, dado el rápido accionar y sabiendo que podría suceder esa situación, el personal estaba alertado para evitarlo y se lo pudo hacer», explicó Hormaechea y confirmó que «los estudios médicos determinaron que no alcanzó a ingerir las dosis que tenía en su poder».

 

En la oportunidad, el funcionario policial refirió que Bernal «posee tres condenas previas (por la venta de drogas, tanto en la justicia federal como provincial) y una causa con requerimiento de elevación a juicio ya que la investigación se desarrolló en agosto del año pasado; y ahora se suma una nueva causa en su haber por la que tendrán que recibir explicaciones a la Justicia».

Asimismo, dio cuenta de la «preocupación de los vecinos» por la venta de drogas. «Más allá del trabajo de campo del personal policial para detectar los distintos lugares, se trabaja con los vecinos para llegar a tener cierta información y acceso a esos lugares, para que el personal policial no sea visto por estas personas que terminan perjudicando las investigaciones», refirió Hormaechea.

Lo secuestrado en el kiosco de drogas desbaratado en Paraná

El allanamiento se llevó a cabo en el marco de una extensa investigación desarrollada por personal del área de Toxicología, la que fue iniciada en abril, y arrojó resultados favorables y esperados por los investigadores. Se secuestró cocaína, fraccionada en dosis para su comercialización; envoltorios de cannabis; un picador; envoltorios; aparatos de telefonía; una moto; y una suma superior a los $130.000.

El personal de Toxicología conoció que en ese comercio ilegal, el «cebollín» de cocaína, era vendido a unos 1.000 pesos.

Fuente: Elonce