Policía mató a dos ladrones cuando asaltaban a mujer que esperaba el colectivo

Mar 31, 2022

Un efectivo de la Policía de la Ciudad mató este miércoles a dos motochorros, uno de ellos de 17 años, en el momento en que asaltaban a una mujer que esperaba el colectivo en la localidad bonaerense de Gregorio Laferrere, partido de La Matanza. La secuencia quedó filmada por las cámaras de seguridad de la zona.

La causa es investigada por el fiscal Federico Medone, titular de la UFI especializada en Homicidios de La Matanza, quien no tomó ningún temperamento en contra del oficial que mató a los delincuentes.

El robo ocurrió a las 19.20 de este miércoles en la esquina de Esteban Echeverría y Voissin, cuando una mujer esperaba el colectivo y dos ladrones a bordo de una moto Honda Tornado frenaron frente a ella y le arrebataron el celular.

En ese momento, siempre de acuerdo a su relato, el oficial mayor Yamil Sánchez de la Policía de la Ciudad, que se encontraba de franco de servicio y de civil, observó la secuencia mientras caminaba hacia su domicilio y dio la voz de alto. Tras gritarles, vio que estaban armados y comenzó a dispararles. Uno de los sospechosos cayó al suelo y falleció en el lugar, y al lado del cuerpo se encontró una Bersa calibre .22 montada y un teléfono celular.

El otro sospechoso, por su parte, cuando oyó los disparos, escapó a bordo de la moto Honda Tornado en la que se desplazaba pero a unos 200 metros perdió la estabilidad y cayó al suelo: también falleció.

El menor de los presuntos ladrones muertos fue identificado por la Policía como Leonardo Samuel Cardeno, de 17, con domicilio en Isidro Casanova, y el supuesto cómplice, que conducía la moto, como Ariel Ángel Alderete, de 21.

Según sostuvieron las fuentes del caso, “Cardeno tenía unos cinco orificios de bala -algunos de entrada y otros de salida-, originados por al menos tres disparos, uno en un glúteo y los otros que ingresaron en la región intercostal izquierda y salieron por la derecha, y por lo que vieron los médicos legistas que levantaron el cuerpo, además tenía cicatrices de balazos de vieja data”.

En el caso de Alderete, presentaba un único disparo que entró también por la zona intercostal izquierda y salió por el lado opuesto. Además de un fuerte traumatismo en el cráneo, ya que por lo que se pudo reconstruir, alcanzó a huir malherido unos 200 metros con la moto hasta que perdió la estabilidad y chocó contra una reja de la sede del club social y deportivo “Los Estudiantes” de Laferrere, contra la cual golpeó su cabeza.

El fiscal Medone ordenó la preservación de la escena y otras medidas de rigor. Como intervino personal policial en el hecho, ambos cuerpos fueron remitidos a la morgue judicial de Lomas de Zamora para sus correspondientes autopsias. El fiscal por el momento no adoptó ningún temperamento con el policía al entender que, en principio, actuó en legítima defensa de terceros.

Además, aguardaba que le confirmen si ambos presuntos ladrones tenían antecedentes o detenciones previas, aunque el padre del menor de edad ya le había adelantado que su hijo tuvo varias causas penales.