Números trágicos: Murieron 12 personas en diez días y apuntan a “la imprudencia de conductores”

May 20, 2022

Los diez últimos días del mes de mayo fueron fatales en la provincia de Entre Ríos. Según reportó Elonce, 12 personas perdieron la vida en diferentes siniestros viales.

 

 

Murió un hombre al chocar una moto y una camioneta en medio de intensa niebla, el miércoles pasado en un camino vecinal de Montoya, departamento Nogoyá; ese mismo día pero a la tarde, una mujer de 77 años falleció en Paraná tras haber sido embestida por un auto sobre avenida Ramírez; dos motociclistas fallecieron tras ser embestidas por una camioneta el viernes en la Autovía 14, en zona de Concepción del Uruguay; dos personas perdieron la vida tras un choque frontal sobre Ruta 12, a la altura de Crespo, en la noche del sábado; el domingo murió un hombre de 78 años tras un accidente en la ruta 39, cerca de Basavilbaso; un choque entre un remis y una moto en Paraná se cobró la vida de una joven pareja; un comisario falleció tras ser arrollado por un camión el martes sobre el Acceso Norte; un joven de 25 años murió al incrustarse auto debajo de un acoplado sobre Ruta 12, cerca de Cerrito; y ayer, un choque frontal entre una camioneta y una moto causó la muerte de un hombre de 58 años en un camino rural en zona de Puerto Alvear. Fueron 12 muertos en diez días como como consecuencia de accidentes de tránsito.

 

“Sin perjuicio de las causales de los siniestros que están siendo investigados”, el jefe de la División de Operaciones Viales, Cristian Van Derdonckt, a Elonce apuntó que “por conocimiento empírico, la imprudencia de los conductores, causales netamente conductivas, son las que pueden llevar a cabo este tipo de siniestros”.

 

 

Al aclarar que en los accidentes fatales no se registraron casos de alcoholemias positivas, en diálogo con El Despertador, el comisario dio cuenta que “maniobras conductivas como el cansancio, la falta de atención, la utilización de la telefonía celular, son las causales que se podrían esgrimir”.

 

 

Punto aparte, Van Derdonckt se refirió a la campaña de prevención que impulsa Policía de Entre Ríos ante este tipo de conductas por parte de los conductores “porque son maniobras conductivas que están prohibidas por ley, como el adelantamiento por lugares prohibidos que puede atentar contra la seguridad vial”. Asimismo, mencionó “la fiscalización con cinemómetros para prevenir este tipo de faltas de tránsito, como lo es el exceso de velocidad, que también tiene una incidencia muy importante en la siniestralidad”.

 

 

El comisario ponderó el uso de casco en motociclistas y del cinturón de seguridad en el caso de automovilistas sobre las rutas entrerrianas. Y bregó por “concientizar a los usuarios de las rutas respecto a que, cuando se encuentra precipitando sobre la cinta asfáltica, las condiciones no son las mismas, la seguridad vial puede ser alterada”.

 

 

“Con agua sobre la calzada variará notablemente la diferenciación de los coeficientes de rozamiento de los vehículos, lo que implicaría como consejo la disminución de las velocidades máximas ante la posibilidad de que se produzca hidroplaneo en caso que se desarrollen velocidades máximas y ni hablar si se exceden las velocidades máximas permitidas”, remarcó el funcionario policial.

 

 

Al aclarar que “el rango etario es indistinto” en los casos de los accidentes de tránsito, Van Derdonckt remarcó en la importancia de “concientizar a la gente sobre el respeto de las normas de tránsito, porque a la seguridad vial la hacemos entre todos”.

 

 

“No consumir alcohol antes de conducir; respetar las velocidades máximas, y si van a viajar, que lo inicien de manera descansada; si es un viaje largo, cada 200 kilómetros se debe hacer una pausa para descansar porque el paseo empieza cuando uno sale de su casa y no cuando llega a destino; el conductor debe conducir a la defensiva, sin ningún tipo de distracción, y el uso del teléfono es una prohibición por ley porque es un gran distractor”, recomendó el comisario.

 

Fuente: Elonce