La historia que emocionó a todos: Su vecina dijo que iba de compras, le dejó a su hija y nunca más volvió

Abr 24, 2022

Dejando de lado los videos insolitos y los que más provocan risas en los espectadores, las historias de vida también son muy conmovedoras que llegan a la gente y se vuelven virales por la emoción que transmiten.

 

 

Un claro ejemplo es el de Rosalinda, una mujer que tomó un rol que no era de ella: se encargó de criar a una niña como si fuera su hija propia.

 

 

Según se pudo saber, todo comenzó como un día normal cuando su vecina le había pedido que cuidara a su hija porque tenía que ir a hacer las compras. Desde ese momento, la vida de Rosalinda cambió por completo.

 

 

La madre de la bebé nunca volvió a buscarla y la mujer decidió tenerla a su cargo y ser su madre de corazón. Esta historia se dio a conocer por la misma señora, que actualmente tiene 70 años.

 

 

La señora compartió un video en TikTok que revolucionó toda la plataforma por la valentía que tuvo al tomar la decisión de no dejarla sola. Lo que contó Rosalinda fue que la niña quedó con ella hasta que cumplió 18 años y encontró a su padre biológico. Desde ese día, empezó su nueva vida junto a él.

 

 

«Esa niña se quedó conmigo durante mi matrimonio, hasta cuando a los 18 años encontró a su padre y se fue para comenzar una nueva vida. Tal vez también con su madre, no estoy segura», contó ella.

 

 

Además, la señora que crió a la pequeña bebé que fue abandonada, nunca pudo tener hijos. Por lo que fue criando a diferentes niños en su vida hasta el día que decidió adoptar a su hija Lola en el año 1990, quien ahora tiene 30 años.

 

 

“Cuando tenía poco más de veinte años, después de muchas investigaciones, me dijeron que nunca tendría hijos propios”, dijo Rosalinda al principio del video.

 

 

Esa fue la razón por la que nunca decía que no cuando se trataba de cuidar a un niño. Así fue que aceptó estar unas horas con la hija de su vecina, mientras ella iba de compras. Pero esas horas se convirtieron en años, porque «ella nunca volvió”.

 

 

Con respecto a la decisión de tener hijos por adopción, Rosalinda contó que su primer hijo fue un niño pequeño llamado Adeola. Con el paso del tiempo tuvo varios más: “eso me llevó a tener a mi hija”. Su hija Lola fue muy deseada y la describió como “una bebé tan hermosa”.