Juzgarán a los acusados por el asalto en una sala de juegos en Paraná

    Nov 1, 2022

    El jueves comenzará el juicio por jurados contra los cuatro imputados por el asalto al casino Neo Game de Paraná. Se expondrán las pruebas de una investigación que incriminan a dos jóvenes como ejecutores del atraco en el que se llevaron 2 millones de pesos, y a dos hombres como quienes planificaron y aportaron la información para llevarlo a cabo.

     

    El asalto
    Menos de 10 minutos les alcanzaron a dos delincuentes para hacerse de 2 millones de pesos en el audaz robo perpetrado en la mañana del 19 de octubre de 2021 en la sala de juegos del barrio San Agustín: desde las 10.43 a las 10.53. Si bien golpearon a dos personas, no las dejaron heridas. Lo que sí quedó claro desde el primer día de la pesquisa, era que actuaron con información sensible y una gran ayuda de quien en principio apareció como víctima y luego pasó a ser sospechoso.

     

    Imputados y pruebas
    El fiscal Mariano Budasoff y el personal de la División Robos y Hurtos de la Policía detuvieron e imputaron a los cuatro acusados: Eric Agustín Santini, 21 años, Héctor Emanuel Cejas, de 33, Gustavo Adrián Cabrera, de 43, policía retirado, y Alfonso Martín Mildenberger, de 44, empleado del casino.

    Las principales pruebas reunidas en la investigación son las cámaras de seguridad de la zona exterior del casino, que desbarataron la versión que había dado Cabrera, quien era un testigo ya que tiene una pollería al lado. Había señalado un auto negro que se fue hacia un lado, y en las imágenes se observa el auto de los sospechosos que se iba en sentido opuesto.

     

    En tanto, las cámaras de la sala de juegos evidenciaron la presunta complicidad de Mildemberger. Este era el empleado que llegó esa mañana e ingresó con los dos asaltantes detrás de él. Era una víctima que luego, en las imágenes, aparece abriendo la caja fuerte sin que los ladrones se lo pidieran.

    En tanto, a Santini lo compromete severamente una huella dactilar suya sobre la caja fuerte. Este joven no discutirá su participación en el hecho, sino que buscará una sanción más leve.

    También hubo escuchas telefónicas que se realizaron durante aproximadamente un mes, que lograron registrar conversaciones entre los imputados y allegados relativas al robo y el dinero.

    Además, en la casa donde estaba Santini como en la pollería de Cabrera, encontraron fallos de billetes que era muy poca plata en comparación con el botín robado, pero que tenían la firma del tesorero del casino, tal como lo confirmó una pericia caligráfica, publica Uno.