Intendente propuso regularizar una “zona roja” y se armó la polémica

    Jul 5, 2022

    Lo que la ordenanza establece es que el servicio sexual solo podrá realizarse en los lugares y horarios que las autoridades municipales dispongan y resalta que “no podrá llevarse a cabo en lugares en los que hubiere vecinos frentistas con residencia domiciliaria”.

     



    Además asegura que si dichos parámetros se quiebran, se cobrará una multa que puede ir de las 1.000 a las 10 mil unidades fijas que equivalen 123,40 pesos, por lo que la infracción tendrá un costo mínimo de 123.400 pesos. Por otro lado, quien no cumpla con lo que se acuerde podría tener que atravesar un arresto de 5 a 30 días.

     

    Montenegro citó la Ley 15.041, que data del 2018 y afirma que dicha actividad no sería “un delito ni una contravención”, aunque sí hace hincapié en la necesidad de estar regulada por el Estado, ya que considera que “colisiona con los derechos del resto de los ciudadanos”.

     

    Fue el intendente quien celebró la aprobación de la ordenanza a través de su cuenta oficial de Twitter: “Hoy se aprobó nuestro proyecto que da respuesta a un problema que muchos vecinos de la ciudad tienen hace años: la presencia de la zona roja en la puerta de sus casas”, escribió.

     

    “Desde el primer día pusimos sobre la mesa que esta situación no podía ocurrir, porque afecta su vida cotidiana y muchas otras consecuencias que no vamos a permitir que sufra ningún marplatense”, agregó y aseguró que “esta propuesta le da más herramientas a la Justicia y la Policía para que puedan actuar”.

     

    Luego de la aprobación de la ordenanza, se determina un plazo de 45 días para la recepción de solicitudes o realización de reuniones, con el objetivo de acordar la delimitación de la zona y los horarios en el que podrá llevarse a cabo. Una vez que pasen esos días, de no haberse establecido las normas, el Ejecutivo municipal tendrá total libertad para tomar las decisiones que considere favorables.

     

    Si bien aún no está establecido el lugar donde funcionará esta Zona Roja, se comentaron algunos puntos tales como avenida Centeno, antes de llegar al Camino Viejo a Miramar; un sector de Ruta 88, en el acceso a la Ciudad; en el comienzo de ruta 11, en proximidades al Parque Camet o incluso que se mantenga en Avenida Luro, donde funciona actualmente.

     

    Esa información no cayó muy bien en un sector de la población marplatense y en estos últimos días los vecinos de los barrios Don Diego, Las Canteras, Lomas del Golf, Soip, Santa Celina y Florencio Sánchez se manifestaron en oposición a la ordenanza porque, aseguran que se verá afectado el desarrollo y la calidad de vida de las familias.

    Fuente: Rosario3