Historia de vida: Estuvo postrada seis años y competirá en la Villa Urquiza-Paraná

    Mar 4, 2022

    Ya se palpita la 13º edición de la tradicional prueba de aguas abiertas Villa Urquiza-Paraná, que unirá 21 kilómetros entre ambas localidades, se llevará adelante este sábado. Y la competencia tiene historias de vida cómo la de Anila Rindlisbacher, quien reside Capital Federal pero es oriunda de Monte Caseros, Corrientes.

    La nadadora estuvo postrada seis años en una cama y el agua la recuperó ya que lleva en sus espaldas a los 21 años varias maratones de aguas abiertas.

    «Hace mucho que no venía a Paraná, yo vivía en Rosario y después de muchos años vuelvo para estar en el agua. Hasta los 36 años tenía una vida normal y de la nada empiezo a tener síntomas respiratorios y me quedaba sin voz, de la noche a la mañana me quedo con ese problema y pensé que era algo transitorio pero resultó ser que estuve 6 años con problemas respiratorios agudos, tenía una gran inflamación y recorrí todos los médicos que pude en Rosario y Buenos Aires, nadie me diagnosticaba y viví durante esos años una internación domiciliaria ya que no salía de mi casa porque cualquier factor externo me hacía mal», repasó.

    «Cuándo me pude alimentar pude ir a un traumatólogo porque me dolía la cintura, no me encontró nada y me sugirió yoga, pilates o natación y ahí empecé a nadar en el club Palos Verdes de Rosario y me di cuenta que cuánto más nadaba mejor me sentía de mis síntomas respiratorios y al sentirme bien me entero que había una carrera en Entre Ríos y me anoté», continuó.

    «Me dijeron que era una locura nadar en aguas abiertas pero me anoté en la más corta y me di cuenta todas las dificultades que había en una carrera pero me anoté y que difícil podía ser si lo más difícil lo dejé atrás y el llegar a la meta me empoderó», señaló Anila.