Estudiante entrerriano de derecho es estrella del porno bisexual en OnlyFans

    Abr 28, 2022

    OnlyFans es una plataforma de internet que permite a los creadores recibir fondos directamente de sus fans con una suscripción mensual, pago único o pago por visión. El servicio es popular entre trabajadores sexuales pero también hospeda creadores de contenidos de otros géneros como chefs, expertos en fitness, músicos, terapeutas y otros. Entre las celebridades conocidas del país están Florencia Peña, Candelaria Tinelli, Adabel Guerrero.

     

     

    El sitio Infobae dio a conocer la historia de Marco Maxxx, un joven de 22 años, que vive en Gualeguaychú. Está en quinto año de Derecho y a su vez es “creador de contenidos sexuales” y está dentro del 1,1% de las personas que más dinero ganan en el mundo en la única plataforma que permite subir contenidos sexuales explícitos.

     

     

    En la entrevista difundida por el medio nacional, Marco contó que es hijo de abogados y es, además, hermano de un sacerdote de la Iglesia Católica. Señaló además que dejó el estudio jurídico en que seguía el camino de sus familiares y se convirtió en creador de sus propios contenidos sexuales virtuales. Desde hace poco más de un año produce y protagoniza sus videos porno y es codiciado en Only Fans, la única red social que permite subir contenidos sexuales explícitos y generar ganancias en dólares.

     

     

    En la entrevista cuenta que cree que su éxito se debe a “que hago porno con chicas, con varones y con chicas y varones en simultáneo. O sea, hago porno bisexual, los eternos olvidados”.

     

    Narró que a los 7 años, cuando la mayoría de los niños y niñas están en segundo grado,se dedicaba al taekwondo. Empezó a competir y a los 12 se consagró campeón argentino por primera vez, un pasaje directo a la Selección Argentina. “Estuve cinco años en la Selección y competí en tres Panamericanos. En el 2014 en Paraguay, en el 2016 en Argentina, y en el 2018 en Brasil. Y salí campeón panamericano en las tres oportunidades: sí, triple medalla de oro”.

     

     

    Marco empezó a estudiar Derecho en la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU), mientras era deportista de alto rendimiento. El año pasado, sin embargo, la actividad deportiva se interrumpió una triple ruptura de los ligamentos de la rodilla derecha lo dejó fuera de competencia.

     

    Desde los 17 años, Marco había empezado a dedicarse al modelaje. Aunque no quería ser modelo, el haber aprendido a posar terminó siendo la clave que lo condujo hacia el primer desnudo total y, después, al porno.

     

    “Yo realmente no me veía siendo modelo. Más allá de que las cosas cambiaron bastante, yo era un pibe muy tímido”, cuenta.

     

    Fue una amiga quien le insistió para que se hiciera un portfolio, el famoso “book”, y fue ella quien lo mandó a una agencia de modas. A la semana siguiente lo llamaron para hacer una publicidad y después otra. Las fotos explotaron de likes en Instagram y Gualeguaychú se revolucionó: “Ahí me empecé a dar cuenta del poder que tenía mi imagen”, dice.

     

    Luego le propusieron hacer un desnudo total: una sesión de fotos artísticas que se iban a exponer en una galería porteña. Marco aceptó, pero como se suponía que algún día iba a ser abogado, el fotógrafo le ofreció taparle la cara, eliminar su nombre, volver su cuerpo irreconocible.

     

    “Y yo le contesté: ‘No, ya está, éste soy yo’. Poné mi foto, mi cara, mi nombre, y si querés poné mi teléfono”. Durante el fin de semana que siguió a la muestra recibió una segunda ola de ofertas laborales: “40, 50 propuestas para hacer publicidades”, enumera. Pero cuando creía estar surfeando cómodo en la cresta de la ola, bum: pandemia, y el mundo mutó a virtual. Terapia, gimnasia, reuniones, cumpleaños pasaron del vivo al zoom.

     

    Otra amiga que conocía Only Fans fue la que le dijo “Marco, ¿por qué no te hacés un Only? Subís tus fotos y lo dejás trabajar solo, a la gente va a gustar”.

     

    Marco no sabía nada del tema pero igual lo hizo. “El aislamiento empezó el 20 de marzo, el 29 yo había subido 100 fotos. Puse la suscripción mínima: cinco dólares”, sigue él. “No fue muy estratégico, tendría que haberlas subido de a poco, pero no sabía usar la plataforma”, analiza él, que ahora, apenas un año y mes después, lidera un equipo formado por otras siete personas.

    “Me olvidé que las había subido y al mes mi amiga me pregunta: ‘Che, ¿y cómo te fue con Only?’. Cuando entro tenía un montón de fans, se había generado un montón de plata así, quieto”. Era 2021, Marco estaba en cuarto año de Derecho, y tenía 80.000 pesos para cobrar.

    OnlyFans tiene 130 millones de usuarios en el mundo y 20 millones de “creadores” como Marco. “Muchísimos pero en este momento mi única competencia en OnlyFans en el mundo bisexual son un español y un yanqui”.

    Además de los 150 videos que se pueden ver pagando los 5 dólares de la suscripción, en su perfil hay otras 300 producciones -que cuestan entre 15 y 50 dólares- que se pueden desbloquear: videos mostrando los pies, y más personalizados todavía. “Un video de 10 minutos en el que tenga que incluir el nombre de la persona puede valer 100 dólares. Me piden unos 50 vídeos de estos por semana”, afirma.

    Marco Maxxx está en siete redes, por eso necesitó armar un equipo: tres community managers que suben contenidos, responden mensajes y reciben pedidos, fotógrafo, editor de foto y video, entre otros.

    “Es un trabajo full time, nada que genere estos réditos es fácil. Yo me tomo semanas enteras solo para grabar. Vamos viendo qué queremos: por ejemplo, hicimos un video porno en el Lollapalooza, uno en un McDonald ‘s. Otros más estrafalarios, en un helicóptero. Cuando queremos hacer algo más en formato peli nos buscamos un hotel, un Airbnb: tenemos que responder una estética, no se puede ver el jabón del baño de tu casa”.

    Su plan, anticipa, es dedicarse a hacer solamente contenido internacional y abrir nuevos mercados, a solas o en conjunto con otras figuras -varones y mujeres- de OnlyFans y plataformas similares.

    Fuente: Ahora