En qué circunstancias se secuestra un vehículo por infracciones de tránsito

    Mar 16, 2022

    “Una de las causales por las retenciones de vehículos es la conducción en estado de intoxicación alcohólica”, comunicó el director de Operaciones Viales de la Policía de Entre Ríos, Cristian Van Derdonckt. Y en ese sentido, recordó que en la provincia rige, desde hace tres años, el programa Alcoholemia Cero, el cual ordena “un protocolo especial que implica las retenciones de la persona, de la licencia de conducir y del vehículo, mientras dure el grado de intoxicación alcohólica”. “No importa la graduación alcohólica que tenga el conductor”, aclaró.

    “Pero después, en el devenir de la gestión de esa acta, las autoridades de juzgamiento pueden disponer la inhabilitación del conductor por un determinado espacio de tiempo, de acuerdo a su graduación alcohólica”, explicó el comisario.

     

     

    Sobre el conductor designado

    “La finalidad de la ley de tránsito es que las faltas de tránsito se subsanen, y si es en el lugar es mucho mejor. En caso de haber una persona que no haya ingerido alcohol, es decir que no se encuentra intoxicada y para lo cual se hace la prueba al igual que al conductor, si arroja 0.0 gramos de alcohol en sangre y si está debidamente habilitada con su licencia, se puede hacer cargo del vehículo y pasa a ser un conductor alternativo, dejando sin efecto las retenciones antes mencionadas”, explicó el funcionario policial.

     

     

    Multas

    “Aquella persona a la que se le constate una infracción de tránsito, se le informa que tiene el derecho si así lo desea de cancelar el importe de la multa en el lugar y en caso que la persona acceda al pago voluntario en el lugar puede hacerlo con un 50% porque así lo establece la legislación”, remarcó Van Derdonckt. Asimismo, aclaró que “desde hace tres años no existe la cancelación de multas con dinero en efectivo en ningún puesto caminero, ya que solo se concretan a través de medios electrónicos, como tarjetas de débito y de crédito”.

    En la oportunidad, aclaró que “la actuación de la Policía no es definitiva, sino que puede ser revisada y apelada. Y nunca se cuarta el derecho del infractor”.

    En relación a las infracciones labradas en otras provincias, el comisario remarcó que “la Policía de Entre Ríos no tiene facultades sobre las actas labradas en otras jurisdicciones”, pero si alguna persona se presenta en la sede policial o en cualquiera de los puestos camineros se le brindará la información necesaria e incluso se les puede sugerir que acudan a la Defensoría del Pueblo a realizar el descargo correspondiente.

     

     

    Controles de alcoholemia

    El comisario confirmó que en los cinco operativos que se realizaron después de la Fiesta de Disfraces, de 5 a 16, se realizaron “3.000 controles de alcoholemia y se detectaron 125 pruebas positivas”. “Fue apenas el 5%, lo cual es algo muy loable y había muchos conductores alternativos; además, muchos de los asistentes a la fiesta fueron en colectivo”, indicó.

     

    En ese sentido, aclaró que actualmente, la Policía de Entre Ríos no cuenta con dispositivos para detectar otros tipos de estupefacientes.

    Van Derdonckt sí confirmó que la institución adquirió “alómeros para detectar la presencia de alcohol en el halo de la persona, es decir en la respiración, y así hacer mucho más rápidos los controles y de manera efectiva”. “Si marca positivo esa persona es sometida a un segundo control con el alcoholímetro, se determina el grado de graduación alcohólica que tiene y a partir de eso se realizan las actuaciones de rigor”, explicó.

    “Este dispositivo no utiliza pipeta porque su funcionamiento es alejado de la persona y únicamente con el soplido se pueden hacer muchísimos controles en un mismo espacio de tiempo”, agregó al respecto.

     

    Fuente: Elonce