El río Paraná volvió a superar los 2 metros de altura en el puerto de Rosario

    May 12, 2022

    El caudal del río Paraná sigue respondiendo a los parámetros que determinaron las estimaciones realizadas por el Instituto Nacional del Agua (INA) el mes pasado, ya que no solo hay estabilidad en torno al 1,80 metro, sino que días atrás se registró una marca cercana a los 2,10 metros, cifra que no se alcanzaba desde mediados de marzo del 2020, en el puerto de Rosario.

    La medición llegó a rozar los 2,10 metros a finales de abril, precisamente el 24 de ese mes, cuando se registraron 2,08 metros, algo que no ocurría desde 2020: la última vez que se notificaron niveles similares fue el 15 de marzo del mismo año, con 2,03 metros. A partir de allí siempre bajó, con pequeños repuntes, pero nunca pudo volver a los números que se vieron en estos días.

    El nivel, esta semana, volvió a rondar el 1,90 metro que exhibe desde inicios de esta semana aunque muestra un leve descenso paulatino desde el lunes. Los indicadores de Prefectura Naval arrojan que el domingo el río estaba en 84 centímetros, aunque voceros de la fuerza indicaron a La Capital que hubo un error en la carga de datos y que la altura se estableció en 1,89 metro.

    La altura del río muestra una estabilidad en su recuperación, algo que había anticipado el subgerente de Sistemas de Alerta Hidrológico del INA, Juan Borus, tras unas de las peores bajantes de la historia. “Lo más probable es que estemos mejor que el año pasado y que no volvamos a los niveles críticos. Para mitad de primavera estimamos que podremos volver a una condición normal, en el orden de los 3,60 metros”, aseveró.

    Todos los pronósticos son alentadores, aun los que refieren un leve descenso en el caudal del río. Con mediciones en negativo como las de los últimos dos años, que el nivel actual se ubique por encima de 1,80 metro sigue siendo positivo. Para la semana que viene, el pronóstico del INA prevé una altura central de 1,87 metro, que puede llegar a 2,20; mientras que para el 24 de mayo se esperan iguales niveles, aunque la medición central se ubicará en 1,81 metro. De todos modos, en el informe que publicó esta semana el INA en el que prevén las medidas mencionadas, se manifiesta que “se registra una mejora general en la condición hidrométrica del río Paraná”.

    Se trata de una “evolución gradual, con oscilaciones”, según indicó Borus, hasta volver a las condiciones que se mostraban como normales hace más de dos años, cuando arrancó la bajante.

    Volver a niveles normales
    En el plano de lo positivo, Borus, quien se desempeña en el campo de la hidrología operativa desde hace más de 30 años, señaló que disminuye “cada vez más la probabilidad de retornar a los niveles críticos” y detalló: “Vamos a tener números oscilantes bastante por encima de los mínimos que tuvimos en los dos años anteriores. Algunas mediciones estarán cerca del metro, que es un valor muy bajo, pero muy por arriba de lo que tuvimos en algún momento”.

    “Estamos mejor que el año pasado y vamos a continuar mejor. No esperamos un cambio brusco, sino que de acá a la mitad de la primavera tendremos una evolución gradual, con oscilaciones”, remarcó.