El detenido por crimen de mujer en Concordia era su sobrino político

    Abr 7, 2022

    Por el crimen de Anselma Schwindt, una mujer de 70 años que fuera asesinada tras un violento asalto registrado en su casa, en Concordia, permanece detenido un sujeto de 30 años identificado como Jonathan Saucedo.

     

    Según datos aportados por el entorno familiar de la víctima a ElSol, el presunto homicida era un trabajador de la cosecha y tendría antecedentes por haber apuñalado a una persona en el pasado.

    A su vez, revelaron que tanto el detenido como su esposa, de apellido Schwindt e hija de un hermano de Anselma -es decir, sobrina de la mujer asesinada-, eran muy allegados a la víctima.

    Estimaron, además, que Saucedo, posiblemente, pensó que Anselma tendría dinero o algo de valor guardado. «Por la hora que se calcula que murió Anselma, aparentemente habría entrado a robar y cuando ella llegó, lo encontró adentro y él la mato», agregaron.

    En este punto, vale remarcar que la mujer murió alrededor de las 13 horas del lunes 28 de marzo, es decir, casi dos días antes de que Luis Schwindt encontrara el cuerpo de su hermana sin vida.

     

    Saucedo se entregó por voluntad propia a media mañana de este miércoles en el palacio de Tribunales de Concordia, acompañado por el conocido abogado penalista del foro local, Dr. Osvaldo Sarli.

    El sujeto estaba escondido, apoyado por otras personas, pero decidió entregarse puesto que las investigaciones realizadas apuntaban a que se trataba del autor del hecho e, incluso, ya lo tenían identificado.

    El jefe de la Departamental policial de Concordia, Juan Beguerie, ratificó a Diario Río Uruguay que tanto víctima como victimario se conocían. «Así me lo dijeron los propios familiares de Anselma e incluso ellos mismos nos dieron indicios de dónde podíamos investigar: como se llegó al sospechoso surgió del mismo seno familiar de la víctima», aclaró.

    Según confió el comisario, «personal nuestro lo identificó y llegamos al punto de que el Juez de Garantías – en razón del pedido de la fiscalía – había dictado la orden de captura».

     

    La causa, que se caratularía como “Homicidio en ocasión de robo”, está en manos de la fiscal Julia Rivoira. Además, se podría considerar el agravante por “criminis causa”, es decir, cuando el crimen que se comete para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito y/o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad del autor.

     

     

    Sobre el crimen

    El cuerpo de Anselma Schwindt, de 70 años, fue hallado sin vida en su domicilio de calle Perú y Dr. Florenza el pasado miércoles 30 de marzo. Según los primeros avances en el caso, los investigadores ya indagaban sobre un posible asalto violento, ya que según indicaron los testigos, “la casa estaba revuelta”. Además, trascendió que habría sido asesinada a golpes y la puerta de ingreso, había sido forzada.