Cuerpo hallado calcinado dentro de un auto era de una mujer desaparecida

Dic 2, 2022

El cuerpo que había sido encontrado calcinado el 11 de octubre último dentro de un auto abandonado que fue prendido fuego en el barrio porteño de Balvanera pertenecía a una mujer que había desaparecido un día antes, y por el homicidio continúa detenido el hijo de la dueña del vehículo, quien le confesó a un familiar que él había iniciado el incendio del auto cansado de que lo vandalizaran personas en situación de calle, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima se llamaba Graciela Inés Torrilla (41), quien fue identificada tras un cotejo de ADN en una causa que tiene como único imputado por el crimen a un hombre llamado Iván David Medici (40).

La investigación del Departamento de Búsquedas de Personas de la Policía de la Ciudad comenzó el 18 de octubre, tras una denuncia del hermano de Torrilla, quien contó que la mujer había desaparecido el 10 de ese mes luego de retirarse de su casa en Bartolomé Mitre al 4000, donde convivía con sus padres y sus dos hijos de 14 y 17 años, sin decirles al lugar al que se dirigía.

La División Personas Extraviadas realizó un análisis de las grabaciones de cámaras de seguridad privadas, de las obtenidas por el personal de la División Extracción y Análisis de Imágenes (CMU) como así también los videos aportados por la División Homicidios.

Con esos datos, los pesquisas lograron un seguimiento de Torrilla, la que se encontraba acompañada por un hombre, hasta ubicarla próxima al vehículo que luego fuese incendiado un día después de que ella saliera de la vivienda.

Ese 11 de octubre, alrededor de la 1 de la madrugada, en la calle 24 de Noviembre al 100 acudió una dotación de los Bomberos de la Policía de la Ciudad por el incendio en un auto estacionado en la cuadra.

Los bomberos apagaron el fuego en un Chevrolet Aveo, en cuyo interior, más precisamente en en el asiento delantero del acompañante, había una mujer calcinada.

Según las fuentes, la propietaria del vehículo incendiado le dijo a los oficiales de la comisaría vecinal 3 A de la Policía de la Ciudad que hacía tres días el rodado venía siendo vandalizado, y que le habían sustraído la batería y le habían roto cristales.

«Estaba abandonado hace unos meses. Desde el Gobierno de la Ciudad a estos autos le pegamos un sticker y se le avisa a los dueños para que tomen cartas en el asunto. Son vandalizados y algunos indigentes los usan para dormir, otros para consumir. Alertamos a los dueños y si no los levantamos», señaló en su momento sobre el auto el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro.

Al ver en llamas su auto, la testigo salió a la calle a intentar apagar el fuego y a ayudar a la persona que había adentro, pero terminó atendida por personal del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) por inhalación de humo y luego trasladada preventivamente al hospital Ramos Mejía.

 

La investigación quedó en manos de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 21, de Carlos Vasser, y de la jueza de instrucción 15 del mismo fuero, Karina Zucconi, quien a las pocas horas ordenó la detención de Medici.

El acusado es el hijo de la dueña del auto quien, según la investigación, regresó alcoholizado a su casa y le dijo a su mujer que había prendido fuego el auto de su madre, harto de que lo ocupen, dañen o le roben elementos personas en situación de calle.

La detención fue concretada esa misma mañana por efectivos de la comisaría vecinal 3 A de la Policía de la Ciudad, en un departamento del primer piso de un edificio situado en la calle Hipólito Yrigoyen 3221, a la vuelta de la cuadra donde vive su madre y donde se incendió el auto Chevrolet Aveo.

En el domicilio, la Policía también realizó un allanamiento y secuestró diversos elementos de interés para la causa, entre ellos prendas de vestir y una botella de alcohol.

Medici, quedó detenido a disposición de la jueza Zucconi, imputado por «homicidio».

 

Fuente: Télam