“Cristina tiene matices sobre el acuerdo pero el Presidente soy yo”

El presidente, Alberto Fernández, reveló que habló con la vicepresidenta Cristina de Kirchner antes de firmar el acuerdo con el FMI. “Sé que Cristina tiene matices distintos. Hay un momento, que más allá de lo que digan los medios, que hay que tomar una decisión”, dijo en declaraciones a C5N.

“Y yo tomé una decisión y estoy convencido de que lo hice preservando la economía argentina. Y estoy seguir que es el mejor acuerdo que se podía lograr con el Fondo. Este acuerdo es casi único”, completó.

Con respecto a la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque de diputados del Frente de Todos sostuvo que el legislador habló con él “el miércoles pasado y me planteó sus diferencias, y hoy me dijo que tomó esta decisión; me dijo que Cristina no estaba de acuerdo con la renuncia pero que él se sentía mejor estando en el llano”.

 

El acuerdo con el FMI “era un paso que teníamos que dar”

El jefe de Estado descartó que pueda haber una ruptura en la coalición y aseguró que seguirá trabajando por “la unidad” del Frente de Todos.
“He hablado con Máximo. Él en ningún momento me habló de renuncias ni de rupturas ni de nada por el estilo. Confío en su responsabilidad. Si dijera que Máximo obstruye sería injusto. Yo como tantos queremos la unidad en el Frente de Todos y queremos preservarla. Y yo voy a poner mi aporte para preservarla siempre”, se comprometió.

“Ningún acuerdo con el Fondo era bueno pero de todos, este era el mejor posible”, insistió Fernández, y recalcó que a partir de este entendimiento el país se pudo “sacar de encima un limitante que teníamos y generar certezas para el futuro”.

En este sentido, dijo que el acuerdo con el FMI “era un paso que teníamos que dar” aunque aclaró que no está “contento” con la situación que se abre a partir de este entendimiento y que “no hay nada que festejar”.

“En este escenario un default era un problema enorme” y “no era una alternativa”, argumentó Fernández, para quien incumplir con el organismo internacional no sólo podía llevar a un descalabro financiero y cambiario en lo inmediato sino además a una sangría de reservas del Tesoro que “se irían agotando hasta que algún día no podamos importar más”.

El presidente se mostró confiado en que pese al rechazo del kirchnerismo duro el Gobierno logrará los votos suficientes para aprobar el acuerdo con el FMI que anunció días atrás.

“Yo espero que el Congreso entienda que nosotros tenemos que resolver el problema y que estamos haciendo algo que otros gobiernos no hicieron, que es ponerlo a consideración del Congreso”, manifestó.

“No tener un acuerdo genera un montón de condicionamientos para otros créditos, del BID, incluso los que nos puedan dar China o Rusia. No es una necesidad del gobierno de AF sino de la Argentina para poder seguir avanzando en el crecimiento”, agregó.

El mandatario salió al cruce de los reparos que expresaron dirigentes de la coalición oficialista sobre la conveniencia de acordar con el Fondo por encima de la opción de suspender los pagos y recostarse en otros circuitos internacionales de financiamiento como China y Rusia.

“Todavía existe en la cabeza de algunos esa idea del mundo bipolar y eso no existe más”, afirmó, tras señalar que los inversores de China y Rusia exigen que primero el país esté en regla con el FMI.

“No hay ningún planteo de tarifazo”

Consultado sobre las implicancias del acuerdo, Fernández descartó “tarifazos” aunque confirmó que habrán aumentos “dentro de los porcentajes que hablamos”.

“Soy consciente de que nuestra gente tiene que recuperar el ingreso real. No hay ningún planteo de tarifazo”, tranquilizó.

En esta línea, dijo que “tiene que haber segmentación tarifaria” y reveló que ese “es un trabajo que está haciendo” la Secretaría de Energía.

DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA

Agenda de partidos con los torneos más relevantes