Cómo estará el tiempo durante el fin de semana

    Oct 28, 2022

    El «veranito» se hará sentir con intensidad durante esta jornada y la de mañana, para dar paso luego a una masa de aire muy frío proveniente de regiones cercanas a la Antártida que traerá consigo un derrumbe en las temperaturas, por lo que pasaremos del calor al frío, sin escala.

    El meteorólogo Alejandro Gómez había anticipado que hoy “se reinstalará el aire cálido, con viento del noreste, cielo poco nuboso” y registros térmicos que “podrían alcanzar los 33 grados”.

    Agobiante y luego invernal
    El sábado “esperamos buenas condiciones a la mañana, con mínimas superiores a 18 grados, con un importante incremento de la nubosidad. Máximas de 33 a 34 grados, con sensación térmica que podría alcanzar los 39 grados”.

    Desde la tarde de dicha jornada “aumentaría la nubosidad, con condiciones de inestabilidad gradual, con algunas precipitaciones y tormentas en el norte entrerriano. Posteriormente, la inestabilidad se instalaría en toda la provincia”.

     

    El especialista estimó que “durante la mañana del domingo estaría llegando un sistema frontal con rotación de vientos al sur, con ráfagas y descenso importante de temperaturas. Desde el centro hacia el norte serían mayores las condiciones de inestabilidad con lluvias y tormentas”, dijo. No descartó la probabilidad de algunas granizadas y precisó que “el aire muy fresco sería contundente y se sentiría el domingo a la tarde”.
    El lunes ya estaría bueno, pero muy fresco y ventoso a la mañana con baja sensación térmica. Mínimas de ocho grados y sensaciones térmicas cinco o incluso inferiores”, alertó Gómez

     

    Finalmente, ratificó que “el martes se darían las temperaturas más bajas, con mínimas casi invernales. Luego repuntarían rápidamente. El cambio térmico será importante”, cerró el meteorólogo.

     

    Entre el jueves y el viernes, el descenso térmico empezará a sentirse en la Patagonia y traerá varios fenómenos asociados. Sobre la región cordillerana patagónica se esperan lluvias que pueden alcanzar valores acumulados de entre 30 y 90 milímetros, y nevadas que podrían rondar entre los 10 y los 50 centímetros.

    El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta naranja por vientos fuertes para gran parte de las provincias de Chubut y Santa Cruz, en las que rige otra advertencia por nevadas en las zonas cordilleranas, mientras que para el resto de la Patagonia hay alerta amarilla por vientos.

    Según el reporte del organismo, también se pronosticó una alerta amarilla por lluvia para el sur de Neuquén en Los Lagos, la cordillera de Río Negro en la ciudad de Bariloche, y el noroeste de Chubut.

    En tanto, la mayor parte de Chubut y el norte y centro de Santa Cruz se encontraban bajo alerta naranja por vientos del sector oeste con velocidades entre 60 y 80 kilómetro por hora, con ráfagas que pueden alcanzar hasta los 110 km/h.

    Según el SMN, el nivel naranja advierte sobre «fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente», precisó el SMN y recomendó no refugiarse cerca de árboles y postes de electricidad que puedan caerse; buscar un lugar seguro bajo techo; y en caso de ser afectado comunicarse con los organismos de emergencia locales.

    La masa de aire frío llegará a algunas provincias del centro del país el sábado 29 y continuará su avance hacia el norte durante el domingo 30. Además del descenso de las temperaturas, se pronostican lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la región del Litoral, donde se prevén entre 20 y 80 mm de precipitación.

    Entre el lunes 31 y el martes 1 de noviembre se esperan las temperaturas mínimas más bajas del periodo, que podrán ubicarse entre los -3 y los 8 °C desde el norte de la Patagonia hasta el extremo norte del país, con los que se espera la ocurrencia de heladas en la mayor parte de la región.

    El frente frío continuará su avance hacia el norte del continente y el descenso de temperaturas podría alcanzar zonas ecuatoriales.

     

    Fuente: Elonce