Ambientalistas cortan el puente Victoria-Rosario sobre ambas manos

    Jun 25, 2022

    El humo de los incendios en las islas volvió a sentirse con intensidad en la ciudad de Rosario en los últimos días y los integrantes de la Multisectorial Humedales decidieron tomar medidas de acción. Es por eso que en la tarde de este sábado volvieron a cortar el puente Rosario-Victoria, a modo de protesta y para ello convocaron a participar a la ciudadanía.

    “Las quemas no cesan y el humedal en estado crítico continúa siendo vulnerado”, indicaron los integrantes de la organización y precisaron que “en lo que va de 2022, se registraron cerca de 4500 focos en la zona denominada Piecas Delta del Paraná, con un total de 60 mil hectáreas arrasadas”.

    Con respecto a la modalidad del corte, uno de los organizadores confirmó que es total tanto en la mano que va hacia Victoria como la que ingresa a Rosario. «Nos reuniremos a las 14 para agrupar fuerzas y mantener el corte entendiendo que es la única posibilidad que tenemos de que tomen cartas en el asunto las autoridades que hoy están dormidas», explicó Rodolfo. Se confirmó que el bloqueo se mantendrá al menos hasta las 19.

     

    «Al momento de Nación nunca hubo una respuesta (por los reclamos), los faros de conservación fueron una estafa al pueblo argentino y desde la provincia de Santa Fe por ahora no ha manifestado ningún interés», añadió.

    “Respiramos ese humo que cubrió la ciudad en la certeza de que el humedal se nos sigue quemando y la salud sigue en juego. Los incendios nunca pararon. El humo llega como un recordatorio de que el ecocidio continúa, y la lucha también”, agregaron en el comunicado.

    La multisectorial argumentó que si bien “la bajante y la sequía dificultan el combate de las llamas no son la causa del inicio de los focos”.

    “Al fuego lo prenden personas. Y si bien no ha sido posible la identificación de los incendiarios, bien cabe la pregunta: ¿quién podría tener intención de iniciar una quema sino quién se beneficia de ella?”, se preguntaron los integrantes de la organización ambientalista y apuntaron a “la falta de control y la impunidad, ambas groseras y desmedidas”.

     

    “En relación a los faros de conservación propuestos desde el Ministerio de Ambiente de la Nación, con una inversión que ronda los 150 millones de pesos, sí se alzaron algunas torres que de más está decir han tenido un efecto nulo desde un punto de vista práctico. Lo que no está presente, salvo en el presupuesto que justifica los 150 millones, son los destacamentos con drones, cuatriciclos, lanchas y camionetas. Lo único que resta es advertir una vez más que el futuro inmediato es de alto riesgo, tanto para los humedales del Delta del Paraná como para las personas que habitamos sus riberas”, añadieron desde la multisectorial.