Matrimonio asesinado: recharazon «habeas corpus» y la empleada seguirá detenida

    Sep 1, 2022

    La empleada doméstica detenida como presunta entregadora del doble crimen del matrimonio asesinado a balazos hace una semana en su casa del partido de Vicente López continuará detenida, luego de que la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro rechazara el “habeas corpus” que había presentado este miércoles su defensa.

    La Sala 1 del mencionado tribunal, integrada por los camaristas Oscar Roberto Quintana y Ernesto García Maañón, declaró “inadmisible” el recurso y con ello la imputada María Ninfa Aquino (64), continuará detenida por el doble homicidio del abogado jubilado José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72).

    Aquino enfrenta una imputación por parte de la fiscalía como «partícipe necesaria» de un “doble homicidio doblemente agravado por alevosía (por el estado de indefensión de las víctimas) y criminis causa» (cuando se mata para ocultar otro delito, en este caso el robo, y lograr la impunidad).

     

    Rechazaron el habeas corpus
    Su abogado, Hugo López Carribero, había sostenido en su presentación de este miércoles que la detención es «ilegítima y arbitraria» y que el encarcelamiento preventivo de su defendida implica «un daño al principio de la libertad personal».

    Al rechazar el planteo en el fallo de este jueves -al que tuvo acceso Télam-, los camaristas le recordaron al defensor que el “habeas corpus” es un recurso de “carácter excepcional” que solo se concede “cuando se vincule a la solución de situaciones especialmente graves de afectación a la libertad deambulatoria insusceptibles de hallar remedio por vías procesales ordinarias”.

    “Las consideraciones efectuadas por la defensa sobre la capacidad convictiva de la hipótesis acusatoria y la prueba de cargo en que se sustenta, exceden el marco estricto y acotado de este tipo de recursos y son materia de estudio pormenorizado en el marco de los eventuales recursos ordinarios a interponer”, agregaron Quintana y García Maañón en sus fundamentos.

    Ahora, con este fallo de la Cámara, “Nina” Aquino seguirá presa en la Comisaría de la Mujer de San Isidro.

     

    Las contradicciones de la empleada doméstica
    La fiscalía la dejó detenida a la empleada por una serie de contradicciones y actitudes extrañas que tuvo antes, durante y después del hallazgo de los cadáveres.

    Según las fuentes, le dijo a los investigadores que no le llamó la atención el desorden que había en el living y otros ambientes porque el matrimonio estaba por mudarse a un departamento en el barrio de Núñez, aunque la casa estaba revuelta e incluso había un balazo que atravesó un almohadón, quedó incrustado en el parquet del living y cuya vaina servida ella misma levantó de una alfombra.

    Según declaró la mujer, llegó a la casa a las 6.50 y recién minutos antes de las 9 le llamó la atención que el matrimonio no hubiera bajado a desayunar, pese a que además vio que estaba intacta la cena, un plato con brócoli y alcauciles que ella les había dejado cocinada para la noche anterior.

    Además, cuando la mujer vio que el matrimonio estaba asesinado dentro del auto, apagó la luz de la cochera, cerró la puerta con llave, las colgó en el llavero, avisó a los hijos y se puso a ordenar la casa.

    Otro de los indicios es que en la casa de Aquino se secuestró una billetera rojiza marca “Prune”, donde según uno de los hijos de las víctimas, su madre guardaba la llave de la caja fuerte.

    En su celular se halló una foto borrada de esa misma billetera, aunque la defensa sostiene primero que la tenía en su casa porque se la había regalado su patrona y luego que una vez la había perdido con 2.000 pesos y cuando la encontró la fotografío para avisarle a su nuera que había aparecido.