La importancia de la faja transportadora y los polines

    Sep 16, 2022

    Fue a principios del siglo pasado, cuando un movimiento único y revolucionario desató una expansión cataclísmica que cambió a la industria para siempre. Es irónico, que este desarrollo modificador sucedió gracias al contexto que ya pregonaba la mismísima revolución industrial. Casi como una doble revolución, esta segunda ola surge con el devenir de un gran pensador y hombre de negocios, como lo fue Henry Ford. Así, se fueron diagramando las bases y fundaciones del fordismo.

    Los avances tecnológicos y de lógica empresarial que promovía el momento histórico, trajo consigo diversas apariciones tangibles en el mercado. Las maquinarias, lo eléctrico y lo técnico, desarrolló un nuevo paradigma de acción que se trasladó a casi todos los ambientes de trabajo. Pero la fase final de la revolución, se dió con el descubrimiento de una circunstancia que puso el pie en el acelerador para terminar de dar forma a esa culminación automatizada que podríamos llamar producción en masa. Este modelo de producción es lo que llamamos faja transportadora. También conocida como línea de montaje, la máquina en sí vislumbra desde un sistema semiautomático, que lograba que a través de la división de tareas de los trabajadores a lo largo de la cadena o faja, se aumentará exponencialmente la producción.

     

    Esto en sí produjo desde ya, la disminución inmediata de los costos de producción. Pero esta división de trabajo del cual ya hablamos, no es una idea originalmente de Ford, sino que proviene del taylorismo. Cada trabajador, al repetir constantemente una labor específica, perfeccionaba sus técnicas, volviéndose más rápido y eficiente. Esta innovación de la faja transportadora, sigue siendo vital y clave para el ambiente de la fábrica y para la industria en general, hasta el día de hoy. La finalidad, que resultaba en el flujo continuo de la producción, como dijimos anteriormente, aumentaba ese número. Eso no solo bajaba los precios, sino que brindaba más productos aptos para su venta en el mercado. Desde el análisis capitalista, todos salieron ganando. Patrones y trabajadores. Y es un modelo, que sigue siendo necesario y utilizado en la actualidad.

     

    La importancia de la faja transportadora para una logística eficaz

     

    La faja transportadora es una tecnología clave para la logística. Su aplicación es cada vez más importante debido al aumento del comercio electrónico, la demanda de entregas en el mismo día y el impulso de la sostenibilidad. El ámbito de aplicación de las fajas transportadoras puede dividirse en cinco áreas principales: fabricación, almacenes y centros logísticos, transporte, proveedores de logística a terceros y comercio minorista. Asociaciones como la Federación Internacional de Control Automático (IFAC) han publicado documentos normativos para mejorar las normas de seguridad en los procesos de fabricación que utilizan vehículos de guiado automático y otros dispositivos de asistencia. Estas directrices resultan especialmente útiles para los fabricantes que diseñan un sistema de guiado automático desde cero o que reequipan una línea de producción existente con nuevos equipos. En este artículo se examinan algunos ejemplos del uso de fajas transportadoras en operaciones logísticas, un tema que puede resultarle interesante si está pensando en hacer carrera en la gestión de la cadena de suministro.

     

    Almacenes y centros logísticos: Gestión de inventarios con vehículos de guiado automático

    Los vehículos de guiado automático (AGV) son vehículos motorizados que utilizan sistemas de guiado especiales para mover y transportar mercancías a lo largo de una trayectoria fija que son apoyado por polines. Estos vehículos son los caballos de batalla del almacén, donde se utilizan para recoger, colocar y clasificar artículos del inventario. Los AGV están altamente automatizados, son programables y pueden adaptarse a la disposición y los requisitos de un almacén específico. Suelen estar controlados por un ordenador o un controlador lógico programable (PLC). Las fajas transportadoras se utilizan para trasladar el inventario entre las zonas de picking y embalaje y la zona de expedición. Estas fajas pueden circular por diferentes pendientes y estar equipadas con un sistema de visión automatizado para detectar los artículos colocados en la cinta. Los tipos de cintas más comunes que se utilizan en la gestión de inventarios son los transportadores de rodillos, las cintas sin fin, las cintas de cadena y los carruseles. Las cintas de rodillos se utilizan para transportar artículos más pesados y pueden configurarse como una sola cinta o con varias cintas unidas para aumentar la capacidad. Las cintas transportadoras de rodillos se utilizan a menudo en la zona de expedición para trasladar las mercancías empaquetadas al muelle de carga.

     

    Transporte: Del trabajo manual ineficiente a la automatización digital

    Uno de los primeros usos de las cintas transportadoras fue en el sector del transporte. Las primeras soluciones eran sistemas de transporte manuales: grúas, polipastos y cintas transportadoras. A lo largo del último siglo, la tecnología ha cambiado la forma de trasladar las mercancías por todo el mundo, pasando del trabajo manual de los estibadores al uso de vehículos de guiado automático (AGV) y cintas transportadoras. El uso de cintas transportadoras para aplicaciones industriales y logísticas fue promovido por Ford Motor Company en la década de 1930. Se utilizaron para mover materias primas, piezas y productos acabados en las cadenas de montaje, aumentando la productividad y reduciendo los costes. En la actualidad, las cintas transportadoras se utilizan en todos los sectores del transporte, desde aeropuertos, puertos marítimos y ferrocarriles hasta la distribución de mercancías por carretera.

     

    Proveedores de logística a terceros: Manipulación automatizada de cargas

    Las cintas transportadoras se utilizan a menudo en los almacenes automatizados, donde se emplean para trasladar cargas de contenedores paletizados entre las distintas zonas del almacén. También pueden utilizarse para mover contenedores entre diferentes almacenes de la cadena de suministro. En la logística intermodal, las cintas transportadoras pueden utilizarse para cargar y descargar vagones y contenedores. Las cintas transportadoras suelen utilizarse en las terminales intermodales para cargar y descargar contenedores y trasladarlos entre las distintas partes de la instalación, como la entrada, las zonas de clasificación, la sala de aduanas, el cobertizo de tránsito y la salida. En las terminales portuarias, las cintas transportadoras suelen instalarse en el cobertizo de tránsito para trasladar los contenedores entre las distintas partes de la instalación, como la zona de carga/descarga, la báscula y las zonas de aduana.

     

     

    Venta al por menor: Cumplimiento automatizado de pedidos para la entrega en el mismo día

    Las cintas transportadoras se utilizan cada vez más para mejorar la eficacia de la tramitación de pedidos en el sector minorista. Suelen utilizarse para trasladar el inventario desde las zonas de almacenamiento hasta las áreas de expedición y picking del almacén. Ofrecen ventajas como una mayor precisión en la preparación de pedidos, una reducción del número de empleados necesarios para la preparación de pedidos y beneficios en materia de seguridad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todas las cintas transportadoras son adecuadas para su uso en operaciones de almacén. El funcionamiento de un sistema de cintas transportadoras requiere un equipo de alta calidad. Si la cinta no está correctamente tensada, el sistema puede no funcionar con fluidez, lo que provocaría tiempos de inactividad innecesarios. Un tipo de banda inadecuado podría contribuir a aumentar los costes de mantenimiento y crear un riesgo de lesiones para los trabajadores.

     

    Conclusión

    Las cintas transportadoras son una de las tecnologías más antiguas de la logística y las operaciones de la cadena de suministro. Todavía se utilizan hoy en día para transportar productos y materiales y moverlos entre áreas en almacenes, terminales y centros de distribución. Las nuevas tecnologías, como la automatización y los sensores avanzados, hacen que estas operaciones sean más seguras, eficaces y fiables. Las cintas transportadoras se utilizan a menudo en los almacenes automatizados, donde se emplean para trasladar cargas de contenedores paletizados entre las distintas zonas del almacén. También pueden utilizarse para trasladar contenedores entre distintos almacenes de la cadena de suministro. Las nuevas tecnologías, como la automatización y los sensores avanzados, hacen que estas operaciones sean más seguras, eficaces y fiables.