«Es importante tener el auto nuevo de TC lo antes posible», expresó Werner

    Abr 13, 2022

    Por 1ª vez desde 2015, Mariano Werner (33 años) no logró podios en las 3 primeras fechas del Turismo Carretera. En aquella ocasión, su mejor resultado fue un 5º puesto en Concordia. Este año, un 5º lugar en Centenario. «No hemos sido óptimos con este Ford», le dijo el bicampeón a SoloTC en alusión al auto que estrenó en la 1ª fecha.

    El entrerriano se ubica 9º en el campeonato y es el 3º mejor de la marca. «En Viedma tuvimos una pequeña falla con el sistema de combustible. En Neuquén nos trabamos en los boxes. Y en Concepción rompimos un motor», enumeró el entrerriano, que más allá de los percances sabe que falta para volver a tener la competitividad deseada. «No ha sido un mal inicio de campeonato. Pero nos falta rendimiento en general: un poco al coche; a mí me falta hermanarme un poco, todavía no me siento cómodo con el auto, y nos está faltando un poquito por derecho», expresó quien logró un 4º lugar -en Centenario- como mejor resultado en clasificación.

    Sin embargo, como está previsto que corra con otro Ford en la Copa de Oro, Werner consideró que «hay que tratar de hacer que este auto ande lo mejor posible sin gastar recursos, como pruebas o desarrollos. Es importante llegar en cada carrera, así como tener el auto nuevo lo antes posible probado para poder estrenarlo». El Ford que se construye en el taller que el Fadel Racing tiene en Paraná está avanzado en un 30%. Los plazos que se manejan apuntan a estrenarlo en Rafaela (6ª fecha, el 29 de mayo) o en Concordia (7ª, el 26 de junio). Mariano Werner confesó que no sigue de cerca los trabajos en el auto que pertenece a Marcelo Occhionero. Solo espera que «lo hagan igual al del año pasado». La idea es probarlo antes del estreno, algo que el entrerriano no hizo con el auto campeón de 2021 ni con el actual. «Cuando haces un auto nuevo siempre es bueno probar y hacer un mapa aerodinámico. Porque por más que ‘sean iguales’, hay veces que no lo son. No sé por qué. Vos los ves idénticos, pero cuando llega el momento de doblar hay algo que es distinto», le explicó a SoloTC.

    Este año, Mariano Werner protagonizó otra «mudanza» en el Turismo Carretera: dejó el Gurí Martínez Competición para sumarse a Fadel Racing. Un proyecto pensado para llevarse a cabo en Campana, pero que finalmente comenzó en Paraná. Lo que no cambió es el grupo de trabajo que acompaña al entrerriano, que es el mismo, independientemente del taller en el que se aliste su Ford. «Es lo mismo que el año pasado con el Gurí: tenemos nuestra propia movilidad y herramientas. Solo que ahora el auto está en otro galpón. Pero casi ni voy. Lo importante no es que yo esté en el día a día sino que los mecánicos estén cómodos y en buen ambiente. Y que el motorista esté a pleno con uno, nada más», contó el bicampeón. El sólido grupo de trabajo de Werner sufrió una baja este año. Se trata de Aldo el Indio Fasano, quien se independizó de Rody Agut. «Es algo que complica a todos. Era una persona que armaba motores y que estaba ahí. Es como cuando se te va el encargado del auto. No es lo ideal pero a veces pasa», admitió el piloto de Ford.

    La salida de Fasano coincide con una merma en la potencia del Ford. Sin embargo, Werner no cree que «sea solamente por una cuestión de mano de obra. El hecho de que se haya ido y que Rody (Agut) haya agarrado algunos motores más te desorganiza un poco, como a todo equipo».