Entre Ríos: Juzgarán a ex penitenciario por balear en la cabeza a sujeto que está grave

    Jul 10, 2022

    Silvio Martínez está acusado de disparar contra tres personas que fueron a buscarlo a su casa. Hirió a dos cuando se iban en el auto en el que habían llegado. Uno aún pelea por su vida en un hospital. Fiscalía sostiene que disparó para matar. La defensa, que se trató de una legítima defensa en estado de emoción violenta en medio de un grave incidente, en el que su hijo de cinco años sufrió traumatismo de cráneo. Se hizo lugar a una Cámara Gesell para escuchar al niño.

    La jueza de Garantías de Paraná, Paola Firpo, resolvió remitir las actuaciones para que se remita a juicio por jurados los legajos en los que se trata de determinar la responsabilidad de Silvio Raúl Martínez, un ex penitenciario de 42 años, que está acusado de cometer tres violentos delitos.

    Antiguos conflictos

    El más grave ocurrió el 5 de febrero de este año, cuando en el contexto de un violento incidente, disparó, con un arma calibre 9 milímetros que aún no fue hallada, contra tres personas que fueron a buscarlo a su casa. Las hipótesis acusatoria y defensiva difieren en cuanto a las intenciones de los visitantes. Para Fiscalía fueron a hablar por problemas de vieja data. Para la defensa fueron a agredir a la familia del imputado. El incidente ocurrió en barrio Las Chacras, en la zona de Avenida Circunvalación y Avenida Almafuerte, en el este de Paraná.

     

    En la audiencia, el fiscal Laureano Dato y la fiscal Mariela Romero, que subrogó a la fiscal Melisa Saint Paul, solicitaron que se remita a juicio los tres legajos que se sustancian, por los presuntos delitos de Homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, Lesiones leves y Amenazas, respectivamente. Sostuvieron que las evidencias corroboran, en esta etapa y con la probabilidad que esta exige, la autoría de Martínez.

    Prueba

    La defensa, a cargo de Boris Cohen y Héctor Toloy, instó el sobreseimiento y subsidiariamente, que se produzca una instrucción suplementaria con una prueba que consideró vital para su hipótesis del caso: que se ordene una Cámara Gesell para recabar el testimonio del hijo de cinco años del imputado, que recibió un golpe en la cabeza que le produjo fractura de cráneo.

    Firpo hizo lugar al pedido de los defensores respecto de la solicitud de la realización de la Cámara Gesell, para escuchar si el niño puede decir si sabe quién lo agredió y las circunstancias de la agresión. No obstante, rechazó la desvinculación del imputado, entendiendo que en el juicio plenario se debatiría la prueba y allí se arribaría a un veredicto.

    “Planteo dilatorio”

    Así, rechazó la oposición del fiscal a ambos pedidos. Dato se opuso al sobreseimiento argumentando que no era la etapa para hacer el pedido y consideró el de la Cámara Gesell, como un “planteo dilatorio”. La jueza le señaló que esta etapa del proceso habilitaba ambas solicitudes, así como la de producción de pruebas, las que luego serían evaluadas por el jurado popular en el debate.

    Firpo también dispuso la prórroga de la prisión preventiva que el ex penitenciario venia cumpliendo en la modalidad de arresto domiciliario en la casa de un familiar, ubicada en un barrio del sureste de la capital provincial. Ambas partes estuvieron de acuerdo en la medida y acordaron en la audiencia, que sea por el plazo de 60 días. Fiscalía había pedido que se prorrogara hasta la realización del debate, pero entendió que el pedido de los defensores era pertinente.

    Conflicto

    Martínez está sindicado por ser el autor de la balacera contra cuatro hombres que llegaron hasta su vivienda en un auto, con quienes discutió por un conflicto que se venía arrastrando en la zona de Paraná ubicada en cercanías al cruce de la Circunvalación y avenida Almafuerte, publicó ElDiario.

    El hombre de 42 años efectuó varios disparos con una pistola calibre 9 milímetros: una bala impactó en la espalda de Alexis Mildemberger, de 21 años, quien sobrevivió porque el proyectil no le afectó ningún órgano vital; otro alcanzó a Bertoldi, de 30 años, en la cabeza y le produjo estallido de cráneo. Desde entonces este muchacho se encuentra en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital San Martín.