El perro varado en Ezeiza quedará en cuarentena

May 26, 2022

Franco Gavidia lleva casi dos días en el Aeropuerto de Ezeiza a la espera de que las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) le den el visto bueno a su perro, Coco, con quien viajó desde Hungría para volver a radicarse en el país.

 

 

Tras 48 horas de viaje, entre vuelos intercontinentales y traslados en Europa, Franco y Coco llegaron hace dos días al Aeropuerto de Ezeiza, donde las autoridades del SENASA le informaron al hombre que su mascota no podía entrar al país porque no tenía la vacuna antirrábica al día.

 

 

«Le falta también una autorización de un veterinario húngaro diciendo que el perro está sano. Lo que no entienden es que me fui de Hungría un poco también porque volvieron a declarar estado de alarma. Decidí venirme con mi mujer y mi hija, que están acá, un poco a las corridas», explicó Franco este jueves en el programa «Mediodía Noticias», por El Trece.

 

La última vacuna antirrábica de Coco venció hace dos semanas, pero ni ese detalle ni el hecho de que su familia y él hayan tenido que salir de urgencia de Hungría sirvieron para que las autoridades sanitarias lo dejaran pasar.

 

 

Franco, que es jugador profesional de handball, se radicó hace años con su familia en una localidad cerca de la frontera de Hungría y Ucrania.

 

 

Por la invasión de Rusia a Ucrania se vio en la situación de albergar refugiados y, en última instancia, de volver a Córdoba, su provincia de origen. En su entrada a la Argentina encontró un último obstáculo que parece insalvable.

 

 

«No veo a mi hija hace ocho meses. Hoy es su cumpleaños. Le traje a Coco que es su perro también, y no me dejan pasar», expresó el hombre.

 

Finalmente, las autoridades resolvieron que Coco recibirá la vacuna antirrábica que necesita el perro para poder ingresar al país y luego quedará en cuarentena.