El desesperante momento de un ex participante de Gran Hermano: su hijo tuvo un accidente en una pileta y podría no volver a caminar

Mar 1, 2022

Después de mucho tiempo, Mario Fredes volvió a ser noticia en los medios de comunicación. En el 2012 se hizo conocido por su participación en el reality Gran Hermano. Ahora, volvió a irrumpir mediáticamente por un hecho sumamente delicado: pelea por la recuperación de su hijo después de haberse caído en la pileta municipal de Quehué, La Pampa.

 

Matías Fredes Ojeda, el hijo del ex Gran Hermano, tiene 18 años y se rompió la médula. El adolescente fue operado quirúrgicamente, pero los médicos dijeron que “hay una posibilidad de una segunda cirugía, para recomponer algunas partes que quedaron dañadas”. Además, “no hay un plazo para la próxima operación, depende la evolución”.

 

Según se dio a conocer, el hecho ocurrió hace dos semanas cuando quiso hacer un truco desde el borde de la pileta para saltar al agua. Desgraciadamente, el joven se lastimó la cabeza y, en el momento, se hizo un corte grande que derrochaba sangre, no podía mover los brazos y no sentía parte de su cuerpo.

 

Rápidamente, lo trasladaron al hospital en ambulancia. Su estado era urgente y decidieron llevarlo a Santa Rosa. “Se quebró la vértebra C5 y se estropeó la médula”, contaron los familiares a El Diario de La Pampa. En cuanto a la operación realizada, el primo de Matías dijo: «Salió mucho mejor de lo que nos habíamos planteado».

 

Los detalles de la internación de Matías
El susto y los resultados médicos levantaron mayor temor a que el chico no pueda volver a caminar. Ahora, los cercanos al hijo de Mario hacen fuerzas para qué la segunda operación resulte ser mejor que la primera.

«Vamos a quedarnos en Santa Rosa, siempre haciendo lo que nos digan los médicos de FAERAC para seguir la rehabilitación. Están trabajando varios profesionales y han hecho un excelente plan, que nosotros vamos a seguir», fue lo que declaró el familiar.

Más allá del diagnóstico, la familia no descarta la posibilidad de que Matías vuelva a caminar. “El camino va a ser largo, pero las posibilidades de que Matías vuelva a caminar son grandes”.

Luego, el sobrino de Fredes contó que tenían “un pronóstico médico que no era bueno, pero el trabajo que han hecho los médicos de FAERAC, de los hospitales de Acha y Santa Rosa, y los enfermeros de Quehué estuvieron de primera”.

Los gastos de la operación y la rehabilitación de Matías son de un costo alto. Por eso, la familia está buscando el dinero necesario para cubrir todo lo que el adolescente necesite. Según el periodista Agus Rey, el Gobierno de La Pampa abrió una cuenta de asistencia social para que colabore quien pueda.

“Queremos agradecer a la gente, sobre todo amigos y amigas, que vinieron a Santa Rosa a apoyar a Matías, que es una gran persona”, dijo finalmente el familiar.