Dijo que su hijita se había ahogado, pero la acusan de dejarla morir de hambre

Abr 14, 2022
Micaela Noemí Colque (25) comenzará a ser juzgada a partir del 28 de abril por la muerte de su hija de 2 años, ocurrida en junio del año pasado. De acuerdo a la acusación la joven está acusada de haber encerrado a la pequeña en una habitación durante al menos 48 horas y dejarla morir de hambre. Además, la bebé también presentaba golpes y sufría desnutrición y deshidratación.

“Nunca creí que se fuera a morir”, declaró, en su momento, Micaela Colque, quien será juzgada por los jueces de la Sala 2 del Tribunal de Juicio de Salta luego de ser imputada por el asesinato de su hija.

Colque está acusada de homicidio calificado por el vínculo en perjuicio de su hija de dos años, a quien dejó sola en su casa, en la ciudad de Salta.

El fiscal Gustavo Torres, quien estuvo a cargo de la investigación en un primer momento, acusó a la mujer por abandono de persona seguido de muerte. Luego, la causa pasó a la fiscal Verónica Simesen, quien pidió elevar la caso a juicio oral y agravar la imputación a homicidio calificado por el vínculo, y la jueza Edith Rodríguez accedió a la solicitud.

Además, la jueza rechazó el pedido de la defensa de la acusada, que solicitaba el cambio de calificación por homicidio culposo.

El caso

El hecho quedó al descubierto el 22 de junio de 2021, cuando Micaela Noemí Colque llevó en brazos a su pequeña hija al centro de salud del barrio Provipo, de la capital salteña, donde dijo que se había ahogado mientras comía yogurt con galletitas.

Pero los médicos que asistieron a la beba indicaron que, al llegar, no tenía signos vitales, tenía temperatura corporal baja, presentaba signos de golpes y escoriaciones en el cuerpo.

También lucía descuidada y tenía bajo peso para su edad, lo que fue confirmado por la médica del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) que realizó el examen cadavérico.

Luego en la declaración de la madre surgieron inconsistencias y contradicciones, de lo cual se dedujo que había dejado a la niña sola en la casa y que, al regresar, la encontró con «dificultades para respirar».

Según se pudo determinar, Colque se fue de su casa un domingo y regresó recién el lunes. Cuando la llevó al hospital le mintió a los médicos para que no pensaran que es “mala madre”.

De los testimonios recogidos de su entorno y del informe socioambiental realizado, se pudo constatar que la mujer dejó a la niña al nacer al cuidado de su abuela paterna y la recuperó cuando tenía un año, pero no cumplía con las necesidades básicas de la criatura.

En la acusación, el fiscal sostuvo que el deceso de la niña es el resultado del accionar sistemático de su madre, quien dolosamente, durante tiempo prolongado, habría expuesto a su hija a una situación de desamparo, en un contexto de desnutrición y deshidratación, de acuerdo a lo revelado por la investigación.

Fuente: Clarín