Desaparición de María Victoria Loza: Cómo continúa la búsqueda de mujer con Alzheimer y las hipótesis que se barajan

May 16, 2022

Se cumple este lunes el cuarto día de la desaparición de María Victoria Loza, de 76 años, quien se ausentó de domicilio, en General Racedo, el jueves al mediodía. La mujer padece Alzheimer, por lo que urge que pueda estar contenida y atendida.

 

“Desde el jueves, en horas de la siesta, cuando comenzamos con los rastrillajes, ya son cuatro días en los que trabajamos de sol a sol y hasta el momento no hemos tenido un resultado positivo”, comunicó el subjefe de la Departamental policial de Diamante, Marcelo Lell.

 

 

El abanico de búsqueda ya se abrió a las localidades vecinas a Racedo, como ser, Villa Fontana, Oro Verde, Las Delicias, Puiggari y Crespo, y los uniformados cuentan con el apoyo del helicóptero policial, drone, personal de Montada y Canes, brigadas de bomberos de las localidades de Crespo, Aldea Brasilera y los perros de los grupos K9 de Ramírez que son de venteo, de rastro y de búsqueda de restos humanos.

“Los perros giran en círculo en un sector que abarca los 500 metros sobre la ruta de Crespo a Etchevehere, en un lugar en el lugar donde hay una instalación denominada Asado del Grupo Motto, en los piletones de dicha empresa, donde se trabajó con grampines y se inspeccionó con los gomones del grupo COES de Paraná y Bomberos Zapadores y en el predio de la constructora Tres Arroyos donde se solicitó a los maquinitas que remuevan montículos de piedra mora que habían sido acopiado en los últimos días”, detalló el comisario. De acuerdo a lo que aclaró, “los rastros tienen una duración de 72 a 76 horas y ya se pasó esa cantidad de tiempo”.

 

 

Para este lunes está prevista una reunión en la comuna de Racedo con autoridades, familiares y cercanos a la señora “para sacar conclusiones sobre cómo vamos a proseguir con la investigación, para ver si les llegó alguna información, y luego volveremos a organizar las tareas de búsqueda donde los perros marcaron los inicios primarios”.

En la oportunidad, el comisario comentó que “se rotan los grupos de trabajo y los animales, porque la búsqueda no cesa”. Refirió, además, que “el diálogo con familiares es permanente; ellos nos colaboran con un grupo de 20 personas que son del campo y tienen caballos, son baqueanos de la zona”.