Comenzarán a declarar seis de los 21 imputados en la denominada Causa Waigel

Abr 8, 2022
Hoy comenzarán a declarar seis de los 21 imputados en la denominada Causa Waigel, donde se investiga la quiebra fraudulenta de la firma Miguel Waigel y Cia SA, de Crespo. Según el cronograma que se dio a conocer al final de la audiencia del miércoles, en la que se produjeron las últimas testimoniales, comenzarán a declarar Miguel Artemio Waigel, Nancy del Carmen Waigel, Maricel Alejandra Waigel, Sergio Fernando Schmidt, Daniel Aníbal Goro y Sonia Marisa Milessi.

En tanto que el miércoles 13, si no surgen imprevistos, lo harán Vicente Raúl Mendoza, Daniel Eduardo Campos, Patricia Liliana Quesada y Miguel Ángel Banegas.

Aquellos son juzgados junto a Rosa Inés Buttazzoni, Juan Pablo Mariano Waigel, Miguel Francisco Artemio Waigel, Andrea Carina Waigel, Marcos Javier Waigel, Benigno Agustín Keiner, Jorge Guillermo Waigandt, Horacio Felipe Schmidt -que ya declaró en el juicio-, Silvana Rosa Beatriz Vargas, Melisa Evangelina Campos y Nicolino Ripari, por la presunta comisión del delito de Insolvencia fiscal fraudulenta agravado por haber sido cometido con la concurrencia de dos o más personas, en tanto que en relación al contador público nacional Banega, se agregó la agravante prevista de haber confeccionado estados contables que facilitaron la comisión del delito.

Declaración
El miércoles, José María Puntín manifestó ser acreedor de la empresa puesto que depositó 43.500 dólares que obtuvo de la venta de un camión. Según sostuvo, sólo recuperó un 20 % de aquella inversión, en dos cuotas del 5 por ciento y del 15 por ciento en pesos, que le pagó la sindicatura hace poco más de un año y a valores históricos. Añadió que todos los acreedores cobraron el mismo porcentaje.

Puntín recordó la conformación de la asamblea de Autoconvocados ahorristas de la causa Waigel. Dijo que surgió en los pasillos de misma empresa por las dilaciones y la falta de respuesta del directorio a los reclamos de devolución de los depósitos. El testigo sostuvo que antes de 2009, cuando se cesó en los pagos, no se advirtió que la empresa pasara por un mal momento económico, puesto que como simples ciudadanos de la localidad veían que la empresa era “muy buena, poderosa, con mucho capital, no se nos cruzó por la cabeza”.

Puntín manifestó que tras el allanamiento a la sede central por parte de la AFIP, en noviembre de 2016, y el cese de pagos y el proceso de quiebra en 2009, los ahorristas se “desayunaron” que había otras empresas que la firma había creado en Paraná y otras localidades. El testigo sostuvo que se enteraron de la presencia de testaferros cuando aparecen las nuevas firmas, que recordó eran integradas por empleados que figuraban como socios. Así, sostuvo que “la gran preocupación eran los ahorros, se jugaban ahorros de toda la vida”.

Declaró que a pesar que no vieron más a los Waigel, fueron recibidos dos veces por integrantes de aquella familia. En las reuniones los ahorristas plantearon salidas que fueron rechazadas. Una consistió en dejar los depósitos por un plazo de siete años sin hacer reclamos hasta que la firma se recuperara y solo reconociera los intereses. La otra fue la de la empresa en el concurso de quiebra, que era inviable para los ahorristas.

Hipótesis

El abogado de la AFIP, Sebastián Mundani, que participó del allanamiento a la sede central de la firma en Crespo, sostuvo que la hipótesis a investigar era la evasión a partir del crecimiento de la firma, que abría sucursales en distintos lugares del país, que no tenía su correlato en las DD.JJ de AFIP y Ganancias. También expresó que se advirtió el desapoderamiento de bienes de la empresa a favor de testaferros.

Fuente: El Diario