Caída de avión sanitario: Una familia se bajó momentos antes del accidente

    Jul 1, 2022

    Dos pilotos, una enfermera y un médico murieron este viernes a causa de un accidente aéreo que involucró a un avión sanitario en el aeropuerto de la ciudad fueguina de Río Grande, informó oficialmente la Junta de Seguridad en el Transporte (JST).

    El avión, un Lear 35A cayó a tierra a poco de despegar desde el aeropuerto de Río Grande, Tierra del Fuego, cerca de las 14.30. El impacto derivó en una gran explosión que pudo ser oída en distintos sectores de la ciudad fueguina.

     

     

    La aeronave, que realizaba un vuelo sanitario, había dejado a un paciente en Río Grande y se disponía a regresar a la ciudad de Buenos Aires.

     

    Según fuentes del Aeropuerto Internacional Gobernador Ramón Trejo Noel, el avión impactó dentro del predio de la Base Aeronaval, a unos mil metros una zona poblada, dejando una gran estela de fuego y humo.

     

    Cuatro unidades del Cuartel de Bomberos de la ciudad acudieron en minutos a la aeroestación, que fue cerrada de inmediato.

    Los voceros dijeron que el Learjet LJ 35A, matrícula LV-BPA, pertenecía a la empresa Flying América SA y había despegado este viernes por la mañana desde Comodoro Rivadavia, Chubut, para trasladar a un paciente hasta Tierra del Fuego.

     

    El aterrizaje se realizó sin inconvenientes, pero el accidente sobrevino cuando la aeronave iniciaba el retorno hacia aeropuerto de San Fernando, en Buenos Aires, luego de reabastecerse de combustible.

     

    Las personas que murieron tras la explosión del avión eran «dos pilotos, un enfermero y un médico», indicaron las fuentes consultadas. Fueron identificadas como Claudio Canelo, piloto principal, y Héctor Vittore, copiloto; el médico Diego Ciolfi y la enfermera Denise Torres García.

    La nave figuraba con habilitación vigente para la realización de este tipo de vuelos desde el 19 de octubre de 2021 y hasta el 19 de octubre de 2023, según el listado oficial de empresa autorizadas para transporte aéreo sanitario (STAS).

     

    La historia del bebé

    “Estuvieron minutos antes con los cuatro y luego ven que murieron. No lo pueden creer”. Conmoción y dolor fueron los primeros sentimientos de los padres del bebé de cuatro meses que habían partido en el avión sanitario, a las 8.45 desde el aeropuerto de San Fernando, para regresar a Río Grande y continuar allí el tratamiento de su hijo, que había comenzado un mes antes.

    Según pudo reconstruir La Nación, las tres personas que se bajaron del Learjet 35A, matrícula LV-BPA, que se estrelló en el sector militar del aeropuerto, fueron un bebé de cuatro meses y sus padres que habían viajado un mes antes a Buenos Aires para tratar un cuadro de botulismo en el pequeño.

    “Estaba mucho mejor y por eso regresaban para acá, la familia es de Tierra del Fuego, y el bebé estaba por terminar su tratamiento acá en Río Grande”, explicaron fuentes sanitarias a este medio. En la actualidad, el pequeño y sus padres están en la Clínica Cemep, situada en la calle 20 de Junio 815, en la segunda ciudad más grande de Tierra del Fuego.

    Por el momento, los padres del bebé prefirieron no tener contacto con la prensa ante la conmoción que les generó conocer el trágico final de los pilotos, el médico y el enfermero que, durante toda la mañana, los habían acompañado para regresar a su hogar.