Atacó a su familia con un machete y mató a su sobrino

Jun 12, 2022

Un tremendo hecho de violencia ocurrió en una vivienda de la localidad de Córdoba, en barrio Kairos. Un hombre, de 28 años, atacó a su familia con un machete dejando a su madre, su hermana y un sobrino con graves heridas y en estado desesperante. Finalmente, el sobrino, de 12 años, falleció en el hospital, donde las mujeres se encuentran internadas con pronóstico reservado.

 

El episodio ocurrió durante la siesta del sábado, en un domicilio ubicado en calle Ushuaia al 3000. Según el relato de personas que llegaron hasta el lugar, pasadas las 14, vecinos del sector comenzaron a escuchar gritos en el interior de una vivienda y al acercarse a la casa, se encontraron con el violento panorama: uno de los integrantes de la familia había tomado un machete y había atacado a tres de sus familiares en el marco de lo que se presume era un almuerzo familiar.

 

Se confirmó que el atacante era Eric Vandeveld, de 28 años; y las agredidas fueron su madre, Norma Cejas, de 56 años; su hermana Vanesa Vandeveld, de 38 años; y Santiago Palacios, de 12 años, quien era sobrino del atacante.

 

 

Las publicaciones que hizo el agresor antes del ataque

Vandeveld publicó una serie de mensajes en sus redes antes del ataque. “El enemigo está desesperado porque en cualquier momento esto se pone más hermoso para los justos”, fue uno de los posteos que hizo.

“Hay puerquitos que se me están escondiendo, igual los encontraré y destruiré. Siempre venzo las tinieblas”, escribió el agresor el sábado después del mediodía.

 

En su Instagram, hizo un estremecedor aviso: “Esto se pone más hermoso para los justos. Puede pasar en cualquier momento, simplemente resistan y velen. Envío fuerzas a mis santos, santo recibes la fuerza que envío”.

En un último mensaje, Vandeveld se refirió a “señales” para las “incrédulas bestias” y advirtió: “Este es el fin de la maldad”. Unos minutos después realizó el ataque.

 

 

Linchamiento

Cuando los efectivos policiales llegaron hasta el lugar, notaron que algunas personas había logrado ingresar al patio del domicilio, donde atacaban con elementos contundentes al joven quien, según los presentes, se encontraba fuera de sí y probablemente bajo los efectos de las drogas, por lo que no cesaba en su actitud violenta.

Fuera del hogar, se había agolpado una multitud furiosa que, al tanto de las lesiones que presentaban los agredidos, intentaba ingresar a la casa con el objetivo de hacer justicia por mano propia. Se trataba de al menos 70 personas que aumentaron con el paso de los minutos.

 

Ante el clima caldeado, y cuando ya se encontraban en el lugar más de 150 personas, los testigos comentan que un efectivo de la guardia de infantería realizó disparos al suelo para dispersar a la muchedumbre que querían linchar al joven, luego de lo cual lograron detener al sospechoso.

En el lugar también se secuestró un machete de mango plástico color negro y un cuchillo de caza, que habrían sido los elementos utilizados por el hombre para atacar a sus víctimas.

 

 

Un niño fallecido y dos mujeres heridas de gravedad
Las tres personas, semi desvanecidas y muy ensangrentadas, fueron trasladadas rápidamente por el servicio de emergencias al Hospital de Urgencias, donde ingresaron en grave estado y con pronóstico reservado.

El menor, en estado desesperante, fue ingresado al shock room, y se le practicó una cirugía de emergencia, pero finalmente no pudo salir adelante y los médicos informaron de su fallecimiento pasadas las 19, debido a un shock hipobolémico.

La madre del agresor registra heridas de arma blanca en su rostro y cráneo, y su hermana también tenía cortes en el cráneo y el abdomen. Ambas mujeres estaban siendo sometidas a cirugía debido a que habrían perdido masa encefálica.

Finalmente, Eric Vandeveld fue trasladado a un hospital donde fue atendido por traumatismo de cráneo y heridas cortantes en su rostro, contusiones en su brazo y codo izquierdo. El hombre se encuentra a disposición de la unidad judicial de homicidios y de la fiscalía de violencia familiar de turno 3.

 

Fuente: La Voz del Interior