Apareció muerta la abuela de la nena asesinada a balazos en «ajuste de cuentas»

    Jul 19, 2022

    La abuela de la nena de 2 años que fue asesinada hace 15 días en Ensenada en medio de un tiroteo por un “ajuste de cuentas”, fue hallada muerta este martes en su departamento de La Plata, según confirmaron a Clarín fuentes policiales.

     

     

    Se trata de Carolina Eugenia Salas (39), la mujer que denunció la muerte de su nieta, Pia Abril Larrea, quien recibió un disparo en la cabeza el 5 de julio en el barrio El Dique, de Ensenada.

     

    El asesinato ocurrió cuando sus familiares discutían con un grupo de personas por el pago de una presunta deuda por la compra de una casa y resultaron atacados desde una moto desde donde les dispararon por lo menos 13 proyectiles.

     

    El cuerpo de Salas fue encontrado en el interior de un departamento ubicado en Diagonal 77 entre 4 y 5. Estaba recostada en la cama y tapada. Abajo de la almohada los oficiales que ingresaron encontraron varios fajos de dinero que sumaban 285.000 pesos y un frasco con marihuana ubicado a escasos metros del cuerpo.

     

    En la vivienda no había accesos forzados y tampoco indicios de violencia o faltantes de otros objetos de valor.
    La policía llegó al lugar convocada por el dueño de los departamentos, quien les indicó que hacía varios días que no podía contactar a la mujer. El denunciante les alcanzó una copia de las llaves.

     

    Aunque la investigación a cargo de la fiscal Betina Lacki recién comenzó, desde el entorno de la mujer se supo que había caído en una profunda depresión luego del asesinato de su nieta. El crimen por ahora sigue impune a pesar de que el autor de los disparos habría sido identificado, aún está detenido. El único imputado es Jose Alberto Olgiatti, un falso gestor que estuvo el dia del homicidio en la discusión con la familia de Pia. Tiene antecedentes y desde hace dos semanas está alojado en una alcaidía de La Plata.

     

    Cuatro días después del asesinato de la menor, Salas denunció que dos hombres la cruzaron en una esquina del barrio «El Palihue» (límite entre Berisso y Ensenada) y la amenazaron. Según había declarado en la seccional, uno de los motociclistas le apuntó con un arma en la cabeza y el otro le decía: «Matala, matala».

    El hecho ocurrió -según la presentación- en 117 y 96, cerca de las 9 de la noche del domingo 10 de este mes. La mujer dijo no poder identificar a los autores de la amenaza pero que sospechaba que uno de ellos era el mismo que mató a su nieta. Aquella investigación judicial no avanzó. Y ahora apareció muerta.

     

    El martes 5, poco antes de la medianoche, la familia de Pía estaba reunida para celebrar la compra de la casa de 50 y 123. Entonces, hubo una discusión entre Olgiatti y Salas por la liquidación de un pago pendiente.
    Se trataría de una operación irregular. La sospecha es que Olgiatti integraba una banda que ocupaba viviendas abandonadas y después las vendía. La familia de Pía habría comprado sabiendo que era ilegal.

    En medio de las «negociaciones» Salas llamó a la policía porque se sentía amedrentada. Y cuando eso ocurrió, Olgiatti se fue, pero volvió con un grupo de personas, al menos una de ellas, armada. Ahí se produjo el tiroteo y la muerte de la nena.

    «Le tiraron directamente a la nena, se la quisieron llevar», le había contado Carolina, la abuela de la víctima, a los medios de prensa al dia siguiente.
    En el caso también quedó involucrada una agente de la Policía Bonaerense, ex pareja de Olgiatti. Le secuestraron el arma reglamentaria porque sospechan que podría ser la que se usó para el ataque. Pidieron la detención de esa agente, pero no fue avalada por el juez de Garantías.