Analizan realizar otra excavación en la búsqueda de la familia Gill

Analizan realizar otra excavación en la búsqueda de la familia Gill

Analizan realizar nuevos operativos para poder hallar a la familia Gill que desapareció hace 20 años de un campo de Entre Ríos.
El matrimonio integrado por Rubén José Gill, de 54 años, y Margarita Norma Gallegos, de 25, fue visto por última vez el domingo 13 de enero de 2002 en la ciudad de Viale, ubicado 50 kilómetros al este de Paraná.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) prevé otra excavación en la búsqueda de la familia Gill. Así lo confirmó el juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, quien está al frente de la investigación desde 2015.

 

El juez Acosta señaló que “Con el EAAF veremos cuándo podemos concretar una nueva excavación. Primero pensábamos pasar el georadar por una zona de un campo, pero el antropólogo Juan Nóbile, del EAAF, me dijo que si no es tan grande el lugar podemos hacer directamente una pequeña excavación”.

Consultado sobre el nuevo lugar en el que se buscarán restos óseos, precisó al medio Entre Ríos Ahora que “Un testigo nos señaló un lugar donde vio a ‘Mencho’ Gill y a Goette haciendo unos pozos. Le pareció extraño que estén en esa zona lindera a su campo. Con este testigo fuimos al lugar hace unos tres meses y nos indicó el punto”.

 

Finalmente, el magistrado detalló que el nuevo lugar a excavar se encuentra muy alejado de las zonas que rastrillaron desde el 2018. “Hay que cruzar un camino de tierra y, desde el casco de la estancia, hay un par de kilómetros. Es bastante lejos. Como siempre, Vialidad nos presta las máquinas para hacer el trabajo. Lo único que falta es encontrar un hueco en la agenda del Equipo Argentino de Antropología Forense para hacer la excavación”.

 

En tanto, María Delia Gallego, madre de Margarita y abuela de los chicos desaparecidos, quiere viajar a Rosario, a hablar con el padre Ignacio Peries, de la parroquia Natividad del Señor, un sacerdote que tiene amplia fama de sanador pero que también suele ser demandado para desentrañar misterios varios. En este caso, podría correr el velo de la duda y contar si efectivamente es real el dato que aportó un testigo. “La causa avanza, pero va todo lento. Ahora, queremos ir a Rosario para ver al padre Ignacio para preguntarle sobre ese dato que dio una persona que vio a Goette tapar un pozo en el campo. Queremos confirmar eso o que nos diga dónde buscar”.

Cabe recordar que el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció una recompensa de $1,5 millón de pesos por datos que puedan dar con el paradero de cada uno de los integrantes de la familia desaparecida, que son 6, lo que totaliza $9 millones por todo el grupo familiar.

 

 

Podes suscribirte a EntreRíosYA   Suscribirme
DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA