Un niño fue arrojado por su padre desde un tercer piso y está grave

Nov 28, 2022

Un niño de 5 años que fue arrojado desde un tercer piso de un edificio de la ciudad de Formosa por su padre, quien quedó detenido y sobre quien pesaban denuncias de violencia familiar y hasta una restricción de acercamiento hacia todos los integrantes de su familia, permanecía hoy internado en terapia intensiva con «politraumatismos», asistencia respiratoria mecánica y su estado general «es de regular a malo».

El director del hospital de la Madre y el Niño de Formosa, Víctor Fernández, informó a la prensa que, «actualmente, el menor se encuentra con asistencia respiratoria mecánica, hemodinámicamente estable, no febril y con buena saturación de oxígeno” y agregó que “a nivel pulmonar se observa contusión bilateral y neumotórax laminar, con regular a mal estado general y con pronóstico reservado”.

En un parte médico que fue difundido por el portal Agenfor, el director del centro asistencial explicó que, al momento de ingresar al hospital, el niño presentaba “politraumatismos por caída de altura, fractura de cráneo, fractura desplazada de radio y cúbito de ambos brazos y contusión pulmonar”, entre otras observaciones.

“Se le efectuó tomografía de cerebro, tórax y abdomen y las interconsultas correspondientes con los especialistas en traumatología, cirugía y neurocirugía y se decidió su derivación inmediata a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del hospital”, agregó.

Ayer mismo el niño fue intervenido quirúrgicamente “en ambos brazos y el cirujano plástico le hizo suturas a nivel del rostro debido a los múltiples cortes que presentaba en la zona. En tanto que, las interconsultas con neurología y neurocirugía arrojaron informe de ‘conducta expectante’”, finalizó.

En tanto, el padre del niño permanecía hoy internado en el Área Psiquiátrica del Distrital 8 de la ciudad de Formosa a la espera de ser indagado por el delito de “tentativa de homicidio agravado por el vínculo” por el titular del juzgado 4 de la capital provincial, a cargo de Marcelo López Picabea.

El hecho ocurrió cerca de las 9 de la mañana de ayer en un edificio de la calle Fotheringham al 1700 del barrio La Pilar, en la ciudad de Formosa, cuando la policía fue convocada por vecinos ante un conflicto familiar, por lo que personal de la Zona Uno del Comando Radioeléctrico Policial acudió al lugar y observó que un hombre se encontraba en la terraza en el tercer piso.

Por razones que se tratan de establecer, ante la mirada de todos, el hombre sujetó a su hijo, lo levantó y lo arrojó al vacío impactando en la vereda.

En las últimas horas, el abogado Ariel Urbieta, quien representa a la madre del hombre detenido y abuela del niño herido, aseguró a Radio Formosa que ya habían denunciado en abril pasado hechos de violencia familiar y de género por parte del apresado y se había pedido una restricción de acercamiento, porque es un consumidor problemático de sustancias y padece esquizofrenia».

«Es una persona que no podía estar en un ambiente normal como lo es el de la familia que ya venía soportando muchos hechos violentos. Se hicieron denuncias penales», explicó el letrado, quien agregó: «solicitamos la internación involuntaria para que el juez tome las medidas para internarlo, pero el tribunal contestó luego de tres meses y no hizo intervención».

«Es ahí donde se produce el primer hecho, este hombre se encierra con el menor en la casa por seis horas sin querer salir; por lo que se lo envía a la localidad de Villafañe para una internación y rehabilitación. Posteriormente logra el alta en tres meses y sufre otra recaída con episodios violentos, amenazas, armas blancas, por lo que se vuelve a activar el protocolo y se lo vuelve a internar», expuso el abogado.

Y sostuvo que «el Tribunal estaba al tanto de los informes psicológicos y psiquiátricos, aun así no dictó ningún tipo de medida. Ellos determinan que podía cumplir con las obligaciones como padre. Hay que poner la lupa sobre el tribunal y los jueces pidiendo más seriedad y compromiso».