Temperatura de primavera: Como estará el tiempo este fin de semana

    Jul 22, 2022

    Después de transitar el final del otoño y el inicio del invierno con temperaturas inferiores a los parámetros normales para la época del año, esta semana se presenta características algo más benévolas para el centro y norte de Argentina.

     

    Sin embargo, preocupa que “la mayor parte del país sigue estando al margen de los eventos de precipitación”, indicó el meteorólogo Leonardo De Benedictis.

     

    Al respecto, dio un panorama que no es muy alentador, sobre todo para el sector agrario, dado que en pocas semanas ya inicia la etapa de siembra de maíz y también, el momento en el cual el trigo demanda mayor cantidad de humedad. “No se espera que la situación comience a revertirse en el corto plazo, por lo que hay que aguardar mínimamente a la primavera para que comiencen a observase lluvias de mayor magnitud, y que puedan comenzar a mejorar las condiciones hídricas, aunque sea a nivel localizado”, advirtió el especialista en Meteored.

     

    La situación en Entre Ríos
    Desde la Bolsa de Cereales de Entre Ríos indicaron que “entre el jueves y el sábado de la semana pasada, nuevamente se observó un período de inestabilidad. El mismo volvió a presentar milimetrajes más significativos sobre el noreste provincial, siendo un evento que resultó decepcionante para el sur y el oeste de la provincia”.

    Recordaron que “los pronósticos anticipaban al menos 15 milímetros para gran parte del territorio entrerriano”, pero esto solamente se dio en “los departamentos del noreste”.

    Indicaron que “el aire tropical” de las últimas jornadas trajo “algo de inestabilidad y un repunte en las temperaturas. Este escenario comienza a evidenciar un cambio positivo que por lo pronto no se refleja en nuevas lluvias, pero el proceso puede realimentarse positivamente en las próximas jornadas”.

    Se espera que “se sucedan algunas jornadas con registros térmicos que tenderán a ubicarse por encima de los valores normales, lo cual será el sostén de la inestabilidad”.

    Desde la entidad aclararon que “no se prevé que se generen lluvias de importancia, pero si se espera que registros modestos se desplieguen sobre toda la provincia”.

    Al hacer un balance de este mes, la Bolsa de Cereales señaló que “los acumulados que ha dejado julio hasta el momento, solo logran sumas que se aproximan a los valores normales en los departamentos del noreste provincial. En el resto de Entre Ríos, la oferta de agua es pobre, pero menos exigida que en el resto de la región pampeana, donde prácticamente no ha llovido salvando algunas lloviznas.

     

    Resaltaron que “un cambio importante que se ve para esta segunda quincena de julio es el comportamiento de las temperaturas. Por lo que puede proyectarse, el ambiente se presentará más cálido y si bien no se descartan irrupciones de aire frío, la interacción con masas de aire tropical se perfila más frecuente, con lo cual el aire tenderá a quedar más mezclado, forzando los registros térmicos hacia valores normales o incluso algo cálidos”.

    A pesar de que las lluvias no fueron importantes, sobre todo en el oeste y en el sur, “las reservas de humedad no presentan variaciones significativas. En rigor el oeste ha presentado algún retroceso en los departamentos del sudoeste, pero el mismo no se puede considerar de gravedad”, detalló la Bolsa de Cereales.

    Hacia “el este, sobre todo en los departamentos del noreste, aparecen áreas con excesos hídricos, algo que se reproduce en las vecindades del sudeste de Corrientes, norte de Uruguay y el sur de Brasil, donde se han concentrado los eventos pluviales más destacados”.

    Sin embargo, “el comportamiento que vienen mostrando las lluvias, más allá de las necesidades, se puede reconocer como un patrón de invierno. La retracción de los eventos principales hacia el este y hacia el norte puede considerarse usual para la época”, señala el informe.

    Finalmente, las previsiones dan cuenta de que “si se validan los cambios en la circulación previstos para lo que resta de julio, es razonable esperar que transitemos un periodo más húmedo en la última parte del invierno. Para otros sectores de la región pampeana, esto puede resultar algo incierto, pero la temprana presencia de aire tropical en el sur de la Mesopotamia ya tuvo efectos positivos durante el invierno pasado, lo cual influenció positivamente al mes de septiembre”.