Sucedió en Concepción del Uruguay: Dio a luz en un auto

May 5, 2022

Carla es una mujer de 34 años, oriunda de Concepción del Uruguay, que comenzó el trabajo de parto mientras era trasladada por una vecina hacia el hospital Justo José de Urquiza. Sucedió este martes pasadas las 15 pudo saber EntreRíosYA.

 

“Estaba muy tranquila, había empezado con las contracciones a la mañana, pero me parecía que faltaba más. Después del mediodía apronté las mochilas de los otros nenes; luego de que salí de bañarme sentí las contracciones mucho más fuertes y rompí bolsa. Salí como pude, y le avisé a Cecilia. Ella estaba por suerte”, comenzó contando Carla  ya en su casa con su hijo de dos días.

 

 

De la misma manera prosiguió con el relato: “Cuando íbamos a la altura del monumento empecé a sentir contracciones muy fuertes; pujé. Y le dije a Ceci (su vecina) que pare en la comisaría, porque no llegaba. Ya venía con la cabecita afuera, tenía que salir el resto del cuerpo. Pujé una vez más y salió Mateo. Lloró enseguida, lo alcé a upa, lo puse sobre mi pecho. Gente que estaba caminando por la plazoleta me alcanzó unas mantas que yo tenía en el bolso y lo tapamos” aseveró la mamá de este pequeño que pesó 2,950 Kg.

Al mismo tiempo comentó: “Se dio de forma natural. En ese momento yo estaba muy tranquila”.

Cecilia Castro, su vecina, indicó que la mujer resolvió la situación “de forma excelente. Cuando vio que la cabecita estaba fuera, lo recibió como si se lo estaban dando en sus manos. Obviamente que ahí, la rapidez fue que le corten el cordón, pero él ya estaba arropadito en el cuerpo de la mamá. Un agente manejó mi auto porque yo estaba bastante alterada. Me re desesperé cuando me dijo ‘tengo la cabecita en mis manos’. Lo que sí pude hacer es llamar al hospital para pedir que se preparen porque ya había nacido el bebé”.

“Llegamos al hospital, y estaba camillero con la camilla, enfermeros, médico e inmediatamente lo asistieron le cortaron el cordón”, dijo.
Mateo tiene dos hermanitos: Bautista tiene diez años y Elías, de 5.

 

Cecilia, por su parte, agregó: “Estoy muy feliz; con el llanto me dio un alivio, porque dije ya está todo bien”.

La policía “abrió paso” para llegar al hospital

Policía decidió escoltar al vehículo con patrulleros para llegar más rápido hacia el nosocomio. Además, un funcionario policial condujo el auto de la vecina para que ella pueda acompañar en el asiento de atrás a la embarazada.