Salieron a la luz los fuertes audios entre Maxi López y Wanda Nara tras su divorcio

Jun 18, 2022

Wanda Nara y Maxi López están separados hace casi nueve años y pasaron por fuertes discusiones. En el medio, hubo acusaciones de infidelidades y traiciones incluidas, no solo fue una cuestión mediática sino que también llegó a la Justicia.

 

 

El enfrentamiento legal terminó en 2021, luego de muchos años de demandas cruzadas y filtraciones de violentos audios. En A la tarde, Luis Ventura presentó un ranking con las peores peleas mediáticas de exparejas en los últimos años y volvió a poner al aire los virulentos mensajes de audio que intercambiaron Nara y López entre el 2013 y el 2014.

 

 

En una de las grabaciones se escucha a la expareja discutir sobre cuándo el exfutbolista buscaría a sus hijos. Ventura mostró un audio bastante editado, y en la grabación el ex River pidió hablar con su hijo Valentino, pero ella interrumpe la charla muy enojada y López explota.

 

 

«Wanda, cerrá el o…, la c… bien de tu madre, hija de p…¿Adelante del nene, 70 veces, siempre lo mismo? Es una vergüenza lo que hacés. Sos una madre de m…», dispara enfurecido el exfutbolista.

 

En el segundo, el exfutbolista le exige que no festeje el cumpleaños de Benedicto en su casa, pero ella ya tenía todo arreglado. “Si el cumpleaños va ser de nuevo en tu casa, te juro que voy y te arranco la cabeza a vos y al otro idiota”, lanzó furioso.

 

El tercero está relacionado con la impuntualidad de Maxi en una de las visitas a sus chicos. Tenía que pasar a buscarlos en un horario pactado pero tuvo un inconveniente en el camino y se demoró. Esto hizo explotar a la modelo, que le dice: “Pero a vos solo te roban en la autopista, con una Ferrari, a no sé cuántos kilómetros por hora. Te compraste una verg… de auto”.

 

Sacado, el deportista contesta que no estaba donde ella pensaba: “¿En qué autopista? Estoy en el centro. ¡Hija de put…! Estoy en el centro de Milano. ¡Pelot…! ¿Qué autopista? ¡Mogólica!”.

 

La batalla legal entre López y Nara duró ocho años y terminó con la cesión del exfutbolista de la casa de Nordelta en la que la empresaria pasó fin de año con su familia.