Qué es el fentanilo, la sustancia que está en la mira por la cocaína adulterada

Feb 4, 2022

Aunque las autoridades del Ministerio de Salud y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires confirmaron que por el momento se desconoce la sustancia con la que fue adulterada la cocaína que produjo 23 muertes y más de 70 internaciones, una de las hipótesis que manejan los investigadores es que podría tratarse de fentanilo.

«No podemos determinar cuál es el componente. Indirectamente sabemos que es un opioide», expresó este jueves el titular de la cartera de Seguridad, Sergio Berni, en una conferencia de prensa que mantuvo junto al titular de la cartera de Salud, Nicolás Kreplak, y el jefe de asesores del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco.

Una sustancia que dentro de sus componentes contiene opioides es el fentanilo, un fármaco que no tiene olor y resulta entre 25 y 50 veces más potente que la heroína y entre 50 y 100 veces más potente que la morfina.

 

Según los expertos, esta sustancia actúa uniéndose a los receptores opioides que se encuentran en áreas del cerebro que controlan el dolor y las emociones y puede provocar aletargamiento, náuseas, confusión, estreñimiento, sedación, problemas para respirar, pérdida del conocimiento y hasta la muerte.

En Estados Unidos, este opioide empezó a utilizarse en la década del 60 como un anestésico intravenoso y con el correr de los años su consumo -legal e ilegal- se fue extendiendo, al generar un verdadero desafío para las autoridades. Según el Centro para la Prevención y Control de las Enfermedades (CDC) estadounidense, en el país norteamericano más de 100.000 personas murieron por sobredosis entre abril de 2020 y abril de 2021. Los expertos en estupefacientes señalan que se trata del mayor aumento jamás registrado a nivel local.

En Argentina, el fentanilo es más difícil de conseguir que otras drogas como la cocaína, por lo que su consumo ilegal es poco habitual. A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos -donde se receta a pacientes con dolores intensos- en Argentina no se vende en las farmacias sino que solo es de venta hospitalaria o sanatorial.

 

Una investigación de The New York Times publicada en septiembre alertó sobre la cantidad de muertes por sobredosis entre usuarios que mezclan fentanilo y cocaína: una de las teorías que plantean para este fenómeno es que los traficantes empezaron a sufrir problemas de suministro y aumento de precios y por eso empezaron a recurrir al fentanilo –que en Estados Unidos es más barato y más fácil de conseguir que la cocaína o la heroína– “para abultar su mercancía y mantener el flujo de drogas sin importar el costo humano”.

 

En febrero de 2021, el Departamento de Salud Pública de San Francisco emitió una advertencia de salud pública luego de una serie de sobredosis de fentanilo entre personas que pensaban que lo que estaban consumiendo era cocaína. Las autoridades en Nebraska emitieron una advertencia similar en agosto, luego de 26 sobredosis en tres semanas que estuvieron relacionadas con cocaína mezclada con fentanilo.

Aumento de sobredosis de cocaína: la causa, fentanilo
Un estudio reciente hecho en Nueva York evaluó el papel de los opioides, en particular del fentanilo, en el aumento de las muertes por sobredosis relacionadas con la cocaína entre 2015 y 2016 y descubrió que, efectivamente, estas sustancias son las responsables de la mayor parte de este incremento.

Antes de 2015, el fentanilo estaba involucrado en menos del 5 por ciento de todas las muertes por sobredosis cada año. Esta tasa aumentó al 16% en 2015 y sigue aumentando: a principios de 2016, el 37 por ciento de las muertes por sobredosis relacionadas con la cocaína en la ciudad de Nueva York estuvieron relacionadas con el fentanilo, porcentaje que aumentó a más del 50 por ciento sobre finales de ese año.

Los datos de este estudio, que se obtuvieron de los certificados de defunción de la Oficina de Estadísticas Vitales de la Ciudad de Nueva York y de los resultados de toxicología de la Oficina del Médico Forense Jefe de la Ciudad de Nueva York, sugirieron que las personas que consumían cocaína en la ciudad de Nueva York eran vulnerables a un mayor riesgo de sufrir una sobredosis mortal debido a la presencia cada vez mayor de fentanilo en el suministro de drogas.

Desde 2016, varias ciudades de Estados Unidos han informado brotes similares de muertes por sobredosis de fentanilo combinado con heroína o cocaína.

«El fentanilo es muy peligroso y potente y aumenta drásticamente el riesgo de sobredosis letal», subraya el estudio, al tiempo que recomienda que «los socorristas y los presentes en la escena de una sobredosis de cocaína pueden considerar administrar naloxona, el fármaco de reversión de sobredosis que salva vidas, incluso si el paciente niega haber usado opioides».

Quienes tienen mayor riesgo de una sobredosis fatal, explica la investigación, son aquellas personas que no poseen experiencia (por lo tanto, tolerancia) en opiáceos. «Los consumidores de cocaína sin experiencia previa con opioides generalmente no son el objetivo de las estrategias actuales de reducción de daños y los mensajes públicos sobre la sobredosis de opioides. La falta de educación y acceso a recursos críticos, incluida la naloxona, hace que esta población sea más vulnerable a una sobredosis fatal», advierte en ese sentido.

En Buenos Aires no se pudo determinar la sustancia
Fuentes judiciales que investigan las muertes por intoxicación al consumir cocaína adulterada en el conurbano bonaerense señalaron este jueves que hasta el momento no se logró determinar la o las sustancias utilizadas para realizar el corte.

El estudio preliminar realizado sobre las dosis incautadas durante los allanamientos no logró arrojar resultados positivos. Ninguna de las sustancias incorporadas a la memoria del cromatógrafo utilizado respondieron a las pruebas efectuadas sobre las dosis.

Técnicamente, significa que la o las sustancias utilizadas para el corte no se encuentran entre las que figuran en el cromatógrafo.

Ahora, los investigadores deberán seleccionar otro laboratorio en el que el cromatógrafo tenga disponible un listado más amplio de sustancias, para intentar obtener resultados positivos en el contraste.

Según informó el Ministerio de Salud bonaerense, hasta el momento se contabilizaron 20 personas fallecidas, mientras que 49 continuaban internadas en hospitales de distintos partidos bonaerenses.

Fuente: Página 12