Pesar en el rugby entrerriano por la muerte de Ricardo Trápaga

Ene 25, 2022

El mundo del rugby entrerriano se vio conmovido este martes por el fallecimiento de Ricardo Trápaga, quien fuera un referente del club Tilcara de Paraná y permanente colaborador de la entidad Verde, despertando un hondo pesar en quienes lo conocieron.

Allegados a Trápaga, señalaron que el ex jugador, se encontraba en un geriátrico y contrajo coronavirus.

El popular Sapo tuvo sus comienzos como jugador en el club Estudiantes, pero luego pasó a jugar en «la vereda de enfrente», aunque esto no le impidió dejar un grato recuerdo en el CAE.

Ricardo Trápaga era uno de los fervientes colaboradores del Verde, incluso en la cocina para los terceros tiempos. Gran parte de su tiempo la pasaba en el Quincho de la ruta 18, viendo a sus entrañables amigos y a su querido Tilcara.
Precisamente, desde la entidad lamentaron su muerte en un comunicado: «La Comisión Directiva y todo el club Tilcara, manifiestan su pesar por el fallecimiento de Ricardo «Sapito» Trápaga, exjugador, entrenador y dirigente de nuestra institución. Acompañamos en este duro momento a toda su familia y amigos».

 

Los Viejos Verdes lo despiden
Los Viejos Verdes, la agrupación que Ricardo Trápaga integraba junto a otros referentes de Tilcara también lo despidió con unas sentidas palabras a cargo de Alfredo Olmos.

«Hola a todos. Con mucha pena comunico al plantel que falleció Ricardo Trápaga. El Sapo como siempre lo llamamos (por derivación de su hermano mayor) fue de esas personalidades a las que era imposible no vincularse, era un imán amistoso. Lo conocí siendo rivales, él en el CAE, recuerdo bien los memorables enfrentamientos de Cuarta División. Solo había dos equipos en Paraná. En el año 1967 a sus 20 años de edad decidió defender la gloriosa Verde. Un placer y gustazo duradero hasta hoy. ¡Qué jugador! ¡qué n°10!. Cabe consignar que era tan popular e icónico que lo siguieron en el cambio (ahora en un conteo rápido) sumo unos 11. Lalo Torres, la Gata Tenca y Tito Chilotegui entre otros. Estaba aquí en Paraná en un geriátrico y el Covid no perdonó. Puedo seguir escribiendo, pero no, quizás más adelante. Gran pérdida, su dedicación al club fue titánica. La vida le pegó fuerte y como pudo lo sobrellevó. ¡¡Hasta siempre compañero y gracias por tu amistad!!».

 

Fue precisamente esa anécdota la que repasó en su momento en una entrevista con Uno en 2008. «La relación con Tilcara nace por el año 67. Yo jugaba en Estudiantes y cuando lo hacía en Cuarta División me ponían un solo tiempo, nada más, porque después tenía que jugar en Primera. Y eso a mí no me gustaba, porque quería jugar con mis amigos. Entonces hablé con el presidente de Tilcara (Néstor Golpe) y le expliqué lo que me pasaba. Entonces me dijo: ‘Mirá Ricardo, quedáte porque en Estudiantes te necesitan más que nosotros’. Me quedé, pero después me fui», señaló.
Consultado sobre si su decisión levantó cierto revuelto, Trápaga expresó: «No… no pasó nada. Incluso ahora nos juntamos con los amigos del CAE. Por su puesto que cuando estábamos en actividad había que darle al Sapo (risas)».

 

Fuente: Uno