Murió Silvina Luna: tenía 43 años

Murió Silvina Luna: tenía 43 años

Silvina Luna sufría una enfermedad en sus riñones derivada de una cirugía estética que le realizó en 2010 el médico Aníbal Lotocki, acusado por mala praxis.

La modelo y ex participante de Gran Hermano, tenía 43 años. Su estado de salud, estaba internada desde hacía tres meses, se había agravado en las últimas horas y su situación era muy delicada. Su cuadro era una hipercalcemia que derivó en una insuficiencia renal aguda, producto de un tratamiento estético que le practicó el médico Aníbal Lotocki en el 2011.

En las últimas horas su abogado, Fernando Burlando, había asegurado que la modelo “realmente está luchando por su vida, por su recuperación”. Está siendo una lucha incansable. Y estas cosas hacen que no se sepa qué puede pasar”, dijo.

Los problemas de salud de Silvina Luna comenzaron debido a la intervención estética practicada por Aníbal Lotocki, quien por ese entonces le inyectó biopolímeros en sus glúteos como parte del tratamiento que terminó produciéndole hipercalcemia y una insuficiencia renal en su organismo. Por ese hecho, el médico fue condenado por el Tribunal Oral y Correccional N°28 de la Ciudad de Buenos Aires a cuatro años de prisión -y cinco de inhabilitación para ejercer la medicina- por el delito de lesiones graves en una causa que le iniciaron de manera conjunta Silvina, Stefy Xipolitakis, Gabriela Trenchi y Pamela Sosa.

Le exparticipante de El Hotel de los Famosos -el último programa en el que participó, el año pasado- ingresó en junio pasado al Hospital Italiano acompañada por su hermano Ezequiel -quien está a su lado desde que comenzó con sus problemas de salud- y días después debió ser internada en la sala de terapia intensiva. Hasta entonces, se realizaba diálisis de cuatro horas tres veces por semana ya que sus riñones dejaron de funcionar. Y estaba a la espera de un trasplante.

La última entrevista que dio Silvina Luna fue en LAM, con Ángel de Brito, en mayo pasado, en donde se refirió a su cuadro. “Hay días que me quiero quedar durmiendo, pero tengo que ir a diálisis porque eso me está salvando. Si no funcionan los riñones no podría vivir. Los días que tengo diálisis vuelvo a casa y me quiero acostar. No hago nada ese día. Es día a día. Al otro día disfruto cada cosa”, contó sobre el tratamiento que realizó hasta que quedó internada, en junio.

“A veces me pongo a pensar las cosas que fui perdiendo. No está bueno pensar en eso. Fueron doce años que me perdí de viajes, cumpleaños, trabajos. Todo eso me afectó y me afecta”, se sinceró, entre lágrimas, y continuó: “El tema monetario, por la cantidad de medicación que tengo que tomar, no estoy trabajando tampoco… Mucho tiempo callé porque me daba vergüenza hablar de esto. Hice catarsis. Esta bueno sacarlo y que la gente sepa”, y por último hizo hincapié: “Me encanta vivir. Quiero vivir. Pero nunca sabés los caminos”.

Fuente:Elonce

DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA

Agenda de partidos con los torneos más relevantes