Médicos piden regularización de salarios: “Un sueldo de bolsillo ronda $160.000”

    Nov 17, 2022

    La Federación Médica de Entre Ríos (Femer) envió sendas notas con carácter de “urgente” al gobernador Gustavo Bordet y la ministra de Salud, Sonia Velázquez, para exigir una reparación del histórico retraso de los salarios de los profesionales que se desempeñan en el sector público.

     

    “El colectivo médico cree que ya pasamos la pandemia y ahora es momento de normalizar el trabajo del profesional médico en los sistemas médicos; esta irregularidad es a nivel nacional y Entre Ríos no está exenta a esta situación”, comunicó el presidente de Federación Médica, Fernando Vázquez.

    Y especificó: “El sueldo básico del profesional médico ronda entre los 17 y 18 mil pesos y suma un montón de códigos, que algunos son remunerables y otros no”. Vázquez, al fundamentar el pedido por la regularización de los salarios de los profesionales de Salud, reveló que “un médico de un hospital, dependiendo de las antigüedades, está cobrando entre 130 y 160 mil pesos”.

     

    “Y no podemos pretender que un profesional después de siete años de una carrera de pre-grado y una especialización de cuatro años más, suman 11 años de formación, más todos los posgrados que pueda llegar a hacer, se le pague -para ir al hospital a proteger una vida- un sueldo de 160 mil pesos”, argumentó el titular de la FEMER.

    “Hay gran cantidad de profesionales médicos que, debido a los atrasos en los concursos que hay en la provincia, son contratados o suplentes extraordinarios durante hasta 20 años”, remarcó Vázquez para evidenciar la situación que atraviesan los especialistas en Salud. “Y consideramos que, una vez pasada esta tormenta, ya es hora de regularizar y normalizar la situación del profesional médico que le puso el pecho a la pandemia”, justificó.

     

     

    “El Estado nos está negreando”

    “Entendemos que es el momento de resolver en forma definitiva el pago ‘en negro’ de guardias, la contratación indefinida de profesionales ‘suplentes’; ‘suplentes extraordinarios’; interinos, todas formas de contratación que convierten a estos médicos en trabajadores marginales, sin goce pleno de los derechos que las leyes laborales aseguran al común de los empleados públicos y/o privados. Esto es -en parte- consecuencia de la no realización en tiempo y forma de los concursos necesarios para la cobertura de cargos vacantes”, indicaron desde FEMER en la nota dirigida a la titular de la Cartera de Salud.

    “El Estado nos está negreando”, sentenció Vázquez en relación a la modalidad por la que deben facturar el trabajo realizado a través de las guardias pasivas.

     

    Para el titular de la FEMER, la situación salarial de los médicos entrerrianos debe ser atendida por el gobierno provincial y de todos los escalones correspondientes; fue por eso que apelaron a su superior en Salud, que es la ministra Sonia Velázquez, a quien le solicitaron una audiencia.

    “Sólo hemos recibido ‘explicaciones’ burocráticas que insólitamente pretenden subordinar la valoración de la profesión médica a la Ley de Enfermería. O -peor aún-, el sarcasmo de derivar la resolución de la cuestión a las negociaciones paritarias, fingiendo desconocer que los médicos no cuentan con representación que contemple sus necesidades en tales reuniones”, indica el escrito de FEMER

    “Los médicos no tenemos representación en paritarias”, sentenció Vázquez en diálogo con Elonce. Y dio cuenta de la situación desatada en la localidad cordobesa de Río Cuarto donde, a las renuncias de médicos del servicio de emergencias del Hospital San Antonio de Padua se le sumó otra contundente manifestación y un paro, con resentimiento en la atención de consultorios y cirugías programadas.

    “En Entre Ríos no se han hecho ni paros ni restricciones de las tareas médicas ni en hospitales ni en centros de salud”, argumentó el representante de los médicos entrerrianos. “Hay descontento masivo y cada vez es mayor; muchos profesionales médicos se sienten usados porque en pandemia lo dieron todo, estuvieron horas y horas en los hospitales, y siguen siendo suplentes o les siguen pagando a través de guardias pasivas”, remarcó.

    “Los médicos cada vez están más disconformes, porque es inaceptable que sean suplentes desde hace 15 años o contratados desde hace 18 años”, cerró el titular de FEMER.

     

    Fuente: Elonce