La Reserva Federal de EE.UU subió la tasa al nivel más alto desde 2008

    Nov 2, 2022

    La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) volvió a subir las tasas de interés en 75 puntos básicos, llevándolos a un rango de referencia de 3,75% a 4%. Se trata del cuarto aumento consecutivo de 75 puntos. Las tasas quedan así en su nivel más alto desde enero de 2008, cuando lo peor de la crisis financiera se manifestaba y obligaba a los bancos centrales del mundo a actuar con contundencia.

     

    A pesar del ajuste que contribuye a desacelerar la escalada de precios que se desató en marzo con la invasión de Rusia a Ucrania, el comunicado de la Fed dejó una frase que incentivó a los mercados.

     

     

    “Al determinar el ritmo de futuras subas, tendremos en cuenta el endurecimiento de la política monetaria que ya se ha ido produciendo y su impacto en la economía, que tarda tiempo en reflejarse”, indicaron. Esta frase, la única que cambia respecto al anterior comunicado, alienta la idea entre los inversores de que podría producirse una relajación en la política monetaria en el corto plazo.

    La entidad que dirige Jerome Powell, elevó en lo que va de 2022 los intereses desde cero al rango actual 3,75% a 4% en medio de una inflación en alza. Aunque el panorama introduce una cuota de optimismo, los principales objetivos de la Fed no se modificarán: “Queremos devolver la inflación al 2% y los aumentos continuos en el rango objetivo serán apropiados”, expresaron fuentes del Banco Central Estadounidense el miércoles al final de su última reunión.

     

     

    La tasa de referencia de los Estados Unidos es el rendimiento que globalmente se conoce como “libre de riesgo”, dado el historial favorable del Tesoro estadounidense en materia de cumplimiento de sus obligaciones. El indicador de riesgo país mide precisamente la diferencia entre esa tasa y la que pagan las diferentes naciones del mundo para emitir deuda.

    La decisión de subir la tasa puede impactar sobre los países emergentes, como la Argentina, porque el objetivo es fortalecer al dólar por sobre el resto de las monedas, de manera que las divisas de economías más frágiles tienden a debilitarse. Así, cuando la FED sube la tasa se vuelve más caro endeudarse para los países y es más conveniente, para los inversores, posicionarse en bonos de los Estados Unidos.

     

     

    Fuente: TN