Jubilaciones: prevén cambios en la movilidad, moratoria y regímenes especiales

La consultora IDESA -cercana a Osvaldo Giordano, el titular de la ANSeS designado por Javier Milei- sostiene que es necesario “ordenar” el sistema previsional. Y entre las medidas que propone figuran respetar los derechos adquiridos de los ya jubilados, pero hacia delante “no seguir renovando las moratorias y en su lugar mejorar la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM); revisar el régimen de pensiones para los convivientes; establecer un mecanismo gradual para que todos los tratamientos especiales converjan a las reglas generales; contemplar la actualización automática y periódica de los parámetros del sistema a la dinámica demográfica”.

 

 

Jorge Colina, titular de IDESA, admite que “en promedio, los jubilados perdieron casi un tercio de su haber en los últimos 6 años. Incluso quienes se benefician con el bono adicional cobran un 12% menos que en el 2017. Usando como herramienta la muy alta inflación, el Gobierno redujo el poder de compra de las jubilaciones”.

 

Así, “a modo de ejemplo, en el 2017 el gasto en jubilaciones ascendía a 8% del PBI con una tasa de inflación promedio anual de 27%, mientras que en el 2022 la tasa de inflación promedio anual fue del 72% y el gasto en jubilaciones cayó a 6,3% del PBI. Es muy difícil sostener un plan de estabilización si las erogaciones previsionales recuperan ese 1,7% del PBI que se licuó en los últimos 6 años”.

 

Hasta ahora, las jubilaciones se fueron ajustando por la vía de la mayor inflación con relación a la fórmula de movilidad, que se calcula sobre índices que tienen un rezago de tres meses. Entonces, “como la fórmula de movilidad actualiza con retardo las jubilaciones, si la inflación se reduce las jubilaciones tienden a recuperar automáticamente lo perdido durante la aceleración (inflacionaria). Esta expansión del gasto público es de una magnitud suficiente como para desestabilizar la macroeconomía impidiendo sostener la estabilidad de precios”, dice el Informe de IDESA.
En consecuencia, “el ordenamiento previsional implica involucrarse en temas mucho más complejos que el tradicional ajuste”.
La propuesta es:

Moratoria: no seguir renovando las moratorias que permite a las mujeres de 60 años y varones de 65 años que no tienen 30 años de aportes, jubilarse deduciendo del haber previsional la deuda por los meses o años de moratoria.

PUAM: mejorar la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) que permite a mujeres y varones a los 65 años jubilarse con el 80% del haber mínimo, sin derecho a la pensión.

Pensiones: revisar el régimen de pensiones para los convivientes. Hoy los cónyuges o convivientes, aunque estén jubilados, tienen derecho a cobrar la pensión por fallecimiento del titular.

Regímenes Especiales: establecer un mecanismo gradual para que todos los tratamientos especiales converjan a las reglas generales. Actualmente están vigentes regímenes diferenciales que permiten jubilarse con menos de 60 años por tareas insalubres o con el 82% del sueldo en actividad a cambio de aportar 2 puntos más durante la etapa activa: 13% en lugar del 11%. Es el caso de los regímenes docentes, docentes universitarios, Poder Judicial y sistemas insalubres en muchas otras actividades, como minería, siderurgia, etc.

Fuente: Clarín
DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA

Agenda de partidos con los torneos más relevantes