Detuvieron a la pareja de la mujer asesinada a golpes con un martillo

    May 4, 2022

    El hombre de 49 años acusado por el femicidio de Graciela Castillo, ocurrido el domingo pasado en Cañuelas, provincia de Buenos Aires, quedó detenido este miércoles tras estar varios días prófugo. El hijo de la víctima afirmó que el sospechoso tenía antecedentes por violencia de género contra una expareja y «estaba prófugo» en esa causa también.

    Sergio Romero fue aprehendido en el cruce de las rutas 3 y 6, y desde entonces quedó a disposición del fiscal Javier Berlingieri, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Violencia de Género de Cañuelas, a cargo de la causa por el femicidio de Castillo.

    El fiscal indagaría a Romero en las próximas horas.

    Romero había sido visto por última vez el mismo domingo por la mañana al salir en su bicicleta de la casa que compartía con Graciela, en las calles San Juan y Tristán Suárez.

    Se cree que para ese momento ya había ocurrido el femicidio, y a las 16.40 del mismo día la hija de Graciela encontró su cuerpo con varios golpes en la cabeza provocados presuntamente por una maza.

    «Estoy hecho pedazos. Él siempre la golpeaba. Nosotros siempre le decíamos que lo deje. Él ya tenía una perimetral (que prohibía acercarse a la víctima). Muchas veces le dije a mi mamá que no vaya más a verlo. Yo tenía la intuición de que esto no venía muy bien», dijo Sebastián, el hijo de Graciela, al canal C5N.

    La noche previa al femicidio la víctima había salido a un boliche con Romero y allí tomó alcohol. «Él debe haber aprovechado la situación para matarla cuando estaba durmiendo. Después él se llevó todo. Lo único que dejó es el celular», agregó Sebastián.

    «Este hombre tenía una condena de 25 años y no sé qué hacía suelto. Él tendría que estar preso hace muchos años. Al muchacho no le importa nada», indicó el joven.

    Además, el hijo de la mujer asesinada aseguró que el sospechoso «tiene familiares policías» que consideró que lo estaban ocultando y dijo que hasta esta tarde «no se comunicó nadie de la justicia con la familia».