Condenaron a cuatro acusados por abusos a futbolistas juveniles de Independiente

Condenaron a cuatro acusados por abusos a futbolistas juveniles de Independiente

La Justicia condenó al árbitro Martín Bustos y a otros tres acusados a penas de entre 12 y 10 años de prisión por una serie de abusos sexuales cometidos contra futbolistas menores de edad que jugaban en las divisiones inferiores de Independiente.

La sentencia contra Bustos, condenado a 12 años de cárcel, fue dictada por el Tribunal Oral N°3, de Lomas de Zamora, integrado por los jueces Marcelo Dellature, María Elizabeth Alegre y Luis María Gabian, luego de un un juicio oral, en el que la acusación estuvo a cargo de la fiscal Viviana Giorgi.

Mientras que el juez Gabian, del mismo tribunal, en un juicio abreviado, impuso las penas para los otros tres sospechosos que fueron considerados responsables de “promoción a la prostitución agravada por cometerse mediando una situación de vulnerabilidad de la víctima”.

Según fuentes judiciales, Bustos y Alejandro Carlos Dalcin fueron condenados a doce años de prisión, mientras que a Juan Manuel Díaz Vallone y Silvio Fleytas el mencionado tribunal le impuso diez años de cárcel. En el caso de Bustos, el magistrado ordenó la inmediata detención. Mientras que Dalcin seguirá con arresto domiciliario, monitoreado con tobillera electrónica.

La decisión de ordenar la inmediata detención de Bustos se fundó en que el árbitro tiene una condena de tres años de prisión por acosar con mensajes de WhatsApp a futbolistas de 14 y 15 años de las inferiores de Newell’s. Según consta en esa investigación, se hizo pasar por masajista deportivo y usó un nombre falso: Martín Lucero. En junio de 2019 fue detenido cuando intentó concretar un encuentro con ambos menores, en Rosario.

La investigación por los abusos contra futbolistas juveniles de las inferiores de Independiente comenzó en abril de 2018, cuando la fiscal Soledad Garibaldi recibió una denuncia en la que un futbolista juvenil de Independiente relató que un grupo de adultos le ofrecía botines y ropa deportiva a cambio mantener reuniones íntimas en departamentos de Palermo, La Plata, San Isidro y Sarandí.

Según la investigación encarada por la representante del Ministerio Público, los acusados se aprovecharon de la situación de vulnerabilidad de los menores que elegían como víctimas debido a que la mayoría de ellos provenía de hogares de extrema pobreza y, además, sufrían una situación de desarraigo al haber tenido que viajar a Buenos Aires para desarrollar su carrera deportiva en un equipo de la primera división del fútbol argentino.

En su pedido de elevación a juicio del caso, la fiscal Garibaldi acusó, además de a Bustos, a Juan Manuel Díaz Vallone y Alejandro Carlos Dal Cin. En el requerimiento, la representante del Ministerio Público los consideró responsables de explotación sexual infantil y corrupción de menores, dos figuras penales con una expectativa de diez años de prisión para cada uno de los delitos.

Al principio de la investigación, los imputados estuvieron detenidos, pero al analizar uno de los recursos presentados por la defensa de uno de los acusados, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora decidió concederles la libertad, al considerar que las relaciones sexuales se habrían producido con consentimiento de los futbolistas, que eran menores de edad.

Entonces, la fiscal Garibaldi los imputó por explotación sexual infantil y corrupción de menores, conductas que no contemplan el consentimiento de la víctima y, con esta calificación, solicitó que los cuatro imputados sean sometidos a juicio oral. En las últimas horas, los cuatro sospechosos fueron condenados.

 

Fuente: La Nación

 

 

Podes suscribirte a EntreRíosYA   Suscribirme
DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA