ATE se prepara para pedir reapertura d paritarias por aceleración inflacionaria

    Abr 14, 2022
    La inflación de marzo fue de 6,7%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y es la cifra más alta en los últimos 20 años. En lo que va del año acumula 16,1% y en los últimos 12 meses registra un 55,1% de incremento.

    El índice “marca un incremento del 6,7% en marzo, esto obliga a rediscutir los acuerdos salariales. Ante la aceleración inflacionaria y el adelantamiento de las paritarias a nivel nacional debido a esta disparada, la recomposición salarial ocupará un lugar central en las discusiones”, dijeron desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

    El próximo miércoles 20 se realizará el congreso anual del sindicato. La convocatoria formal incluye la memoria de los últimos años de pandemia.

    El aumento acordado del 45,45% para el primer semestre de 2022 en la paritaria de los estatales el 22 de febrero último tendrá las mismas mejoras que se acordaron para el sector docente: tres tramos en vez de cuatro como se había pactado originalmente. El acta acuerdo que firmó el Gobierno con la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) el 22 de febrero estableció un incremento del 45,45% en cuatro tramos que luego fueron tres: el 21,21%, que se liquidó con los haberes de marzo; luego, habrá un aumento del 8,08 % con los haberes de mayo; y otro de 16,16 % con los de agosto.

    “Si bien en nuestra provincia la paritaria no se cerró, y en dos encuentros posteriores se siguieron discutiendo los temas generales, el incremento para los sectores más rezagados de la Administración provincial no tuvo avances”, advirtió ATE. La propuesta del gremio en la paritaria 2022 por un lado sostenía que era necesaria una recomposición a los sueldos básicos que no esté por debajo de los índices inflacionarios, por otro un aumento salarial para los sectores más rezagados del Ejecutivo provincial, como Salud, Educación, Cultura, Copnaf, Ambiente, Comedores y otros sectores de la Administración central. Actualmente, trabajadores con 20 años de antigüedad no llegan a $70 mil mensuales.

    El mínimo garantizado (lo que un trabajador provincial percibe al ingresar) es de $66 mil. “Es tanto el retraso en estos sectores que un trabajador que ingresa va a tener que esperar unos 20 años para ver incrementado su salario real”, puntualizó ATE. Y señaló que “los representantes del Ejecutivo en las reuniones de continuidad de las paritarias postergan esta discusión que contempla a los trabajadores de los sectores con menores ingresos y plantean modificación de ítems salariales que sólo amplían la brecha entre los sectores con mejores ingresos y los de menores”.

    Fuente: Entre Ríos Ahora