Secuestran más de $ 3 millones y 100.000 dólares a sindicalista de Rosario

    Abr 20, 2022

    Una investigación por corrupción económica desencadenó este martes una secuencia de allanamientos en la sede del Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias de Rosario y en domicilios ligados a la conducción de ese gremio. La pesquisa apuntó a la familia de Oscar «Rabanito» Barrionuevo, que por más de 30 años lidera el sindicato, en particular a su hijo Silvio, quien es secretario adjunto y ante el pedido de licencia de su padre ejerce la comisión directiva. Entre los lugares allanados estuvo la casa de Silvio en el country Aguadas de Funes. Según fuentes policiales en la requisa de ese domicilio además de documentación y dispositivos digitales las fuerzas intervinientes secuestraron más de tres millones de pesos en efectivo y 100 mil dólares.

    La medida ordenada por el fiscal de la Unidad de Delitos Económicos Sebastián Narvaja apuntó a asegurar evidencia a raíz de una denuncia contra el círculo más estrecho de la conducción del gremio. La imputación dio cuenta de una capacidad patrimonial y un tren de vida de parte de la familia Barrionuevo que no guarda correspondencia con los ingresos de trabajadores no calificados de la empresa Aguas Santafesinas según trascendió de fuentes de la causa.

    Los allanamientos se realizaron desde la mañana en la sede del gremio de San Luis al 2100, también en una casa del secretario adjunto Silvio Barrionuevo, en La Paz al 3500, en un inmueble de Paraguay al 800 y en la vivienda del country Aguadas ubicado en Hipólito Yrigoyen y autopista a Córdoba en Funes. Actuó la Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

    Los investigadores del caso no tenían formalizada la imputación de un delito específico. No se trata de malversación de fondos ni enriquecimiento ilícito que serían solo ilícitos atribuibles a funcionarios públicos. Si se probara que existe un patrimonio anormal en relación a los ingresos controlables que implicaran desvíos de fondos del sindicato podría caber la figura de administración fraudulenta. Pero tal cosa no está acreditada. Si se realizaron los allanamientos fue según fuentes policiales en la creencia que la búsqueda de información en registros públicos o bases bancarias podría poner en aviso a personas denunciadas por un delito. Por eso la preferencia de una acción sorpresiva. Recién tras el análisis de la documentación secuestrada podrá realizarse, si corresponde, una imputación, en un trámite que no tiene detenidos.

    La acción policial apunta a una dinastía gremial que hace más de tres décadas tiene fuerte peso en el campo de la representación sindical y en el ámbito de la política. Oscar Barrionuevo fue concejal en Rosario, diputado provincial y secretario de Trabajo provincial. Tuvo relación estrecha con sectores empresarios. Y desde la década del 90 se desempeña como director obrero de Aguas Santafesinas.

    La presentación radicada en la fiscalía de Delitos Económicos sugiere la utilización de fondos sindicales para gastos personales de los denunciados y compra de vehículos. Otro aspecto que resulta significativo es que a los Barrionuevo les atribuyen tener una SRL de prestación de servicios de la propia empresa Aguas Santafesinas lo que implica un conflicto de intereses latente y severo si los que aparecen como prestadores son los representantes sindicales de los trabajadores.

    La empresa prestataria se denomina OSSA SRL y en la constitución societaria aparece como socio Claudio Antonio Barrionuevo en el Boletín Oficial de la provincia. “Personas del círculo familiar del secretario general del gremio son contratista de la empresa patronal” según lo referido en la denuncia.

    El allanamiento a la sede del gremio motivó primero una concentración pacífica de trabajadores que protestaron por la medida. El secretario de Finanzas del Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias, Mario Iñon, sembró dudas sobre los allanamientos en la sede del gremio y en propiedades vinculadas al secretario general de la institución. “Me parece raro que a tres semanas de las elecciones en el gremio ocurran estas cosas”, afirmó.

    Iñon sostuvo que no hay pedidos de detención para ningún integrante de la comisión directiva. “A Silvio le han tomado declaración, pero no está detenido, en ese sentido no pasa nada. Ahora estamos esperando más información, porque no sabemos de dónde viene todo esto”.

    “Hace 39 años que trabajo. Empecé en la ex Dipos. Fui afiliado al sindicato toda mi vida y hace ocho años que estoy en la comisión directiva del sindicato. Y nunca en 39 años ocurrió algo así, como allanar la casa del trabajador. Me parece raro. Eso hay que sumarle que dentro de tres semanas, el 20 de mayo, hay una elección”, agregó.

    De esa manera, el dirigente de Obras Sanitarias aludió al proceso eleccionario que enfrenta el gremio, aunque prefirió no hacer señalamientos contundentes. “No quiero hacer ningún tipo de denuncia, pero para nosotros es raro. La situación interna en absoluto era picante. Tenemos un apoyo masivo de los afiliados. La otra lista que compite contra nosotros juntó 50 avales, nosotros, más de 800. En ese sentido estamos tranquilos”.

    Desde la pesquisa dijeron que tanto fiscalía como fuerza de seguridad son ajenos a cualquier intencionalidad política. Señalaron que la denuncia puede tenerla pero que contenía elementos verosímiles y vehementes sobre la posible comisión de un delito. Que por tanto se trataba de asegurar prueba para no perderla en caso de filtraciones. Y confirmaron que en el country Aguadas los efectivos de la TOE se incautaron de 100 mil dólares y más de tres millones de pesos en efectivo.

     

    Fuente: La Capital