Nuevo aumento del covid-19 afecta a Europa y al sur de Asia

    Oct 23, 2022

    La pandemia aún continúa y la variante Ómicron del coronavirus sigue siendo predominante. Pero han surgido nuevos sublinajes. Uno de ellos se conoce como XBB, y está produciendo una nueva ola de casos de personas con COVID-19 en India, Singapur y otros países de Asia. Otro sublinaje, conocido como BQ.1.1, también está a punto de ser dominante en Europa y probablemente impulsará una nueva ola.

    Ambos sublinajes de Ómicron ya se detectaron este mes en muestras de pacientes con COVID-19 en la Argentina, según informó el consorcio de vigilancia genómica del virus Proyecto País, que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación a Infobae. ¿Existe el riesgo de que se produzcan olas por esos sublinajes se produzcan pronto en América Latina?

    Según contó a Infobae la doctora Mariana Viegas, investigadora del Conicet y del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, “sobre un total de 19 muestras de pacientes con COVID-19 secuenciadas, 9 correspondieron a Ómicron BA.4.6. Detectamos un caso de BQ1.1 y un caso de XBB.1. Las 8 muestras restantes eran derivados de BA.5. Estos resultados tiene su limitación: como se hacen pocos testeos, hoy hay una limitada cantidad de muestras factibles para hacer análisis. Los pacientes habían sido diagnosticados entre la segunda quincena de septiembre y la primera de octubre en Ciudad de Buenos Aires”.

    En México, la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia por COVID-19 avisó que “es altamente probable que las condiciones epidémicas cambien en las próximas semanas, y se incrementa no sólo el número de casos de COVID-19, sino también otras infecciones respiratorias agudas”, como la gripe. En Chile, ya están aumentando los casos.

    Según advirtieron expertos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud (OMS) es posible que haya comenzado otra ola de infecciones por el coronavirus en Europa. “Aunque no estamos donde nos encontrábamos hace un año, está claro que la pandemia de COVID-19 todavía no ha terminado”, dijeron en un comunicado el director de la OMS para Europa, Hans Kluge, y la directora del ECDC, Andrea Ammon.

    Los especialistas de esas instituciones estimaron que la subvariante BQ.1, y su sublinaje BQ.1.1, dominarán probablemente en Europa entre mediados de noviembre y principios de diciembre, y llevarán al aumento de los casos en las “próximas semanas o meses”. Esas subvariantes también están ganando terreno en la propagación del virus en los Estados Unidos. Ya se detectan en el 16,6% de las muestras de casos confirmados que se analizan, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

    Mientras tanto, crece la detección en la zona sur de Asia del sublinaje XBB. Es una versión híbrida de sublinajes de BA.2 de Ómicron, que impulsó la ola de casos de COVID-19 que hubo entre abril y junio en la Argentina. XBB se está expandiendo “eficientemente” por lugares como Singapur. De acuerdo con un estudio de investigadores de la Universidad de Pekín, en China, el sublinaje XBB sería el más evasivo frente a los anticuerpos, superando con creces BA.5. El trabajo fue difundido en la plataforma BioRxiv pero que aún no pasó por la revisión de pares.

    Hasta el 17 de octubre, según la OMS, se habían notificado 233 secuencias de XBB y 609 secuencias de la variante XBB.1 en la base GISAID. “Aunque la recombinación muestra signos de mayor ventaja en el crecimiento en comparación con otras variantes descendientes de Ómicron, no hay pruebas todavía de ningún cambio en la gravedad de la enfermedad”, afirmó la agencia sanitaria de la ONU en su reporte semanal.

    El virólogo Santiago Mirazo, profesor adjunto del Departamento de Bacteriología y Virología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República en Uruguay, explicó a Infobae: “Casi todos los nuevos linajes circulantes son derivados de BA.5 y se ha observado claramente un fenómeno de convergencia evolutiva hacia mutaciones que mayormente confieren capacidad para evadir la respuesta por anticuerpos. El hecho que deriven de BA.5 hace que las plataformas de vacunas iniciales y las nuevas dosis bivalentes funcionen. Aparentemente lo hacen bien”.

    El fenómeno de la “convergencia evolutiva” se produce cuando diferentes linajes de forma independiente (no heredada) adquieren las mismas mutaciones porque son funcionales, según Mirazo. “Este fenómeno ha provocado que no tengamos aquel fenómeno de que cada ola estaba asociada a una sola variante que desplazaba la anterior. Hoy la distribución de sublinajes se atomizó. Hizo que en lugar de que se produzca una ola grande, cada rebrote se asemeja a una marea que sube y baja con varios de los sublinajes influyendo”, comparó.

    Los sublinajes han evolucionado y han sido seleccionados en función de su capacidad de evadir la respuesta inmune y no tanto por su mayor trasmisibilidad, según el científico. “El impacto que puedan tener va a ser diferente en cada región. Los países que estén más demorados en la aplicación de las dosis de refuerzos o boosters y con más población de personas mayores podrían tener un impacto mayor en hospitalizaciones y fallecimientos. Porque además los tratamientos con monoclonales se han vuelto, prácticamente todos, inefectivos”, afirmó el doctor Mirazo.

    “Los sublinajes XBB y BQ.1 son los dos que probablemente tengan la mayor capacidad de expansión porque son las que logran evadir en forma mas evidente los anticuerpos in vitro. Pero competirán con otros linajes que mantendrán su trasmisión en bajo determinados contextos epidemiológicos. Es esperable que esos sublinajes generen en América Latina nuevas “subidas de marea” pero con un impacto a nivel hospitalizaciones que puede estimarse como moderado en población general, según Mirazo.

    ¿Qué pueden hacer las personas para protegerse? “La clave para reducir el impacto de los nuevos sublinajes es la aplicación de las dosis de refuerzo cuando sea necesario y empezar a pensar en vacuna bivalente (quizás hoy la mejor opción disponible), mientras se avanza en fase 3 de los ensayos con vacunas nasales. Quizás el mayor problema que pueden acarrear estos sublinajes es la falta casi total de tratamientos efectivos y eso para población de personas mayores o con deficiencias inmunitarias es una gran preocupación en los países donde son herramientas accesibles y empleadas como primera opción”, contestó Mirazo.