Murió un chico tras caer de un décimo piso

Murió un chico tras caer de un décimo piso

Un chico de 13 años, que estaba acompañado por su niñera, murió esta tarde al caer del 10° piso de un exclusivo edificio situado en el barrio porteño de Palermo.

 

Según las primeras versiones, a las que tuvo acceso LA NACION, la caída se produjo minutos antes de las seis de la tarde y poco después de que llegara del colegio. En ese instante, ingresó un llamado al servicio de emergencia 911, donde se alertaba que el chico había caído al pulmón de un inmueble de la calle Salguero 2750 que se llama Torre Bellini.

 

“A 20 metros del ingreso, en un patio a cielo abierto, sobre el suelo, se encuentra un menor de edad, el cual no presenta signos vitales. Aparentemente, se precipitó del piso 10″, se informó oficialmente.

 

Hasta allí se trasladaron oficiales de la Comisaría Vecinal 14C de la Policía de la Ciudad que verificaron que el menor de edad había caída al pulmón del edificio desde un 10° piso. Al llegar una unidad del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) constataron que el chico había muerto en el lugar.

 

Se trata de establecer las circunstancias en las que ocurrió la caída. “Todo es materia de investigación para determinar en qué circunstancias se produjo la caída de la víctima”, indicaron los investigadores del caso, quienes agregaron que “el niño estado al cuidado de una mujer, ya que sus padres no se encontraban en la vivienda”.

Los pesquisas luego le tomaron testimonio a la mujer que estaba al cuidado del chico que relató lo ocurrido. La Justicia espera sumar la declaración de los padres, familiares e integrantes del colegio al que asistía y del que había llegado minutos antes de la caída. Interviene en la causa la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 30, a cargo de Marcela Sánchez.

 

La Torre Bellini, donde ocurrió la caída, fue inaugurada en el año 2007. Cuenta con 37 plantas y mide 116 metros de altura.

 

 

En Rosario un chico quedó colgado de una baranda de un 8° piso
La semana pasada, un niño de 11 años fue rescatado luego de quedar colgado de la baranda de su departamento, en un octavo piso de un edificio de Rosario, Santa Fe. Tras minutos de desesperación, su hermano, transeúntes y vecinos lograron salvarlo de caer al vacío.

Cerca del mediodía del jueves pasado y por razones que no fueron difundidas, el menor pasó por encima de la baranda del balcón de su casa y quedó enganchado en la red de protección, del lado de afuera. Al pedir auxilio, su hermano de 15 años intentó abrazarlo de las piernas para que no cayera.

Debido a los gritos de auxilio, vecinos y transeúntes se prestaron a auxiliarlos. Dos repartidores de cerveza que circulaban en su camión pararon y corrieron hacia el edificio, detalló el portal de Rosario 3.

“Vimos que la gente miraba para arriba, veo al nene colgado y que todos estaban en shock”, dijo uno de los trabajadores. “Golpeábamos la puerta y nadie salía a abrir, así que la rompimos. No nos importaba nada porque pensábamos que podía ser nuestro hijo”, explicó Rodrigo, uno de los hombres que socorrió al niño, a El Tres.

Tras eso, un vecino los hizo ingresar por el departamento de al lado y fueron hacia el balcón, que daba al que se encontraban los menores.

DEJÁ TU COMENTARIO: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad legal de sus autores.

EntreRíosYA

Agenda de partidos con los torneos más relevantes